“Agenda golpista gana terreno en el oficialismo”

0
506

El secretario ejecutivo de la Unidad Democrática, Jesús Chuo Torrealba, advirtió este sábado que hay una “agenda golpista que está cobrando terreno dentro del oficialismo”, y que frente a esa situación, que calificó de “extremadamente grave”, la alianza opositora debe actuar con responsabilidad.

La advertencia sobre ambos aspectos la hizo Torrealba al intervenir en el foro La crisis político – social y sus alternativas, organizado por Espacio Abierto, una fundación para la reflexión política, en el cual también tomaron la palabra Gerardo Blyde, alcalde de Baruta, y el diputado de la Unidad, Tomás Guanipa.

“La agenda golpista, desgraciadamente, está cobrando terreno dentro del ámbito oficialista (…) El oficialismo no es en realidad un partido político, sino una suerte de cadena alimenticia donde el orden lo establecía una figura carismática que desapareció hace tres años. Desde entonces, el oficialismo se transformó en una guerra de fracciones, en una guerra de grupos, en una guerra de tendencias compitiendo todos por lo que queda de la renta petrolera”, señaló.

“Ahora han comenzado a darse cuenta de que el desorden está conspirando contra ellos mismos. Esa fue la única lectura que dieron a los resultados del 6D, la de que se están extinguiendo. Ahora a un viejo actor –el militarismo – le dieron un nuevo rol”, dijo.

“La situación es extremadamente grave y frente a eso tenemos que actuar con mesura pero con eficiencia; con sobriedad pero con asertividad. No podemos olvidar que (la Unidad Democrática) no es la de antes sino la nueva mayoría nacional de ahora y eso implica una responsabilidad”, añadió.

Tres razones

Al respecto, citó tres hechos que dan cuenta de lo que está ocurriendo al interior del oficialismo.

El primero, la reunión de gobernadores militares oficialistas que se hizo recientemente y de la cual excluyeron a los representantes de Nicolás Maduro.

La segunda, el surgimiento, como vocero de una suerte de disidencia dentro del oficialismo, del mayor general Miguel Rodríguez Torres.

“Por cierto, en estos días, en un acto fallido, el propio Jorge Rodríguez dijo que Rodríguez Torres era ‘el Chuo Torrealba´ del oficialismo”, comentó el vocero de la Unidad.

La tercera manifestación del avance de esa agenda militarista dentro del oficialismo, es la declaración del ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, desconociendo la Ley de Amnistía aprobada por la Asamblea Nacional. “Declaración golpista, desafortunada y gravísima que no le corresponde, que no es de su incumbencia, porque no es jefe del partido militar porque no existe el partido militar. No solo es una declaración contra la oposición venezolana, sino que también desafía al vocero político natural de la institución armada, que es el presidente de la República”, dijo Torrealba.

“Y aclaro: nosotros sabemos diferenciar lo que es lo militar, como institución, como función, y lo que es el militarismo. En este marco, dentro del oficialismo, ante la inminente y absoluta derrota, hay la búsqueda de un orden que les permita sobrevivir y como ningún liderazgo lo garantiza, entonces cobra una nueva importancia ese fenómeno del militarismo”, aseveró.

Recoger firmas de las firmas

Otro punto sobre el cual llamó la atención fue la posición del Consejo Nacional Electoral (CNE) ante la solicitud hecha por la Unidad, en tres oportunidades, para que el ente electoral entregue las planillas para activar el referéndum revocatorio que permita acortar el período presidencial de Maduro, responsable de la crisis económica, social y política que sufre el país.

“Ahora (el CNE) nos dice que tenemos que recoger firmas, para recoger firmas, para recoger firmas para que en algún momento los venezolanos puedan expresarse en un referéndum revocatorio. Aquí todo está al revés. Así como existe Corpoelec no para dar electricidad sino para anunciar apagones; así como existe Hidrocapital que funciona no para que tengamos agua en las casas sino para explicar por qué no llega, tenemos un CNE que está tirado al suelo para que no haya elecciones. Esto es gravísimo”, comentó.

“Por un lado hay un vocero de la cupular militar aupando una conducta que obviamente es de violencia institucional, y por la otra está la presidenta del CNE obstruyendo la salida pacífica. Allí está evidenciada una operación con pinzas no contra la oposición, sino contra la sociedad venezolana, contra el derecho del pueblo venezolano a transitar por el camino de la paz”, dijo el también activista social.

Llamado a la Unidad

Torrealba también hizo un llamado a los integrantes de la Unidad. Recordó que la coalición de partidos ganó las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre con el 64 % de los votos, y que las encuestas de febrero y marzo revelan que hoy el 85 % de los venezolanos quiere a Maduro fuera del poder. “Es decir, la Venezuela del cambio no ha hecho otra cosa sino crecer y, sin embargo, escuchamos a una gran cantidad de venezolanos diciendo que no nos van a dejar hacer el referendo”.

“Y en el caso de la dirigencia política también está ocurriendo lo mismo. En esta instancia no terminamos de entender que hoy somos, nada más y nada menos, que la dirección política de la nueva mayoría nacional”, dijo.