Alcalde «Goyo» Martínez renunció a su salario

0
152

En solidaridad con el pueblo que lo eligió hace casi dos años, el mandatario de Piar tomó la decisión de no recibir pago por su trabajo. Acusó al Gobierno nacional de asfixiar a los municipios, incluyendo a los dirigidos por alcaldes chavistas

Upata.- El alcalde del municipio Piar, José Gregorio Martínez, anunció que voluntariamente cede el sueldo y los beneficios que le corresponden por su labor como trabajador municipal al presupuesto público, esto como respuesta a la falta de recursos existentes para atender las necesidades del pueblo.

A su regreso de una gira por los municipios El Callao y Sifontes, donde junto a sus homólogos Jesús Coromoto Lugo y Carlos Chancellor acompañó al candidato de la MUD Américo De Grazia en una exitosa actividad proselitista de casa por casa; el mandatario notificó su decisión.

«Renuncio a mi salario, a mis prestaciones y los demás beneficios para entregárselos al municipio, con la intención de aumentar el presupuesto existente que es muy deficitario. No tenemos recursos, no tenemos cómo funcionar, no tenemos para gastos, ni para el pago de nómina, no tenemos el dinero suficiente para cumplir con las necesidades ni con las expectativas de los piarenses», aseveró Martínez.

Al mismo tiempo, acusó al Gobierno nacional de asfixiar a los municipios, incluyendo a los dirigidos por alcaldes chavistas, quienes «por miedo» no se atreven a fijar posición con relación a los «pírricos» presupuestos asignados para 2016.

«Trabajaré ad honorem al servicio del municipio, pues estoy sumamente consciente de la responsabilidad que me embiste y del compromiso con un colectivo que me eligió para llevar las riendas de esta jurisdicción», pronunció.
«No le cobraré mi trabajo a un pueblo que hoy, como nunca, tiene necesidad en todos los ambitos, un pueblo que sufre y padece por la desinversión, falta de alimento, falta de empleo y carencia en los servicios básicos», agregó.

Mayor compromiso
El alcalde José Gregorio Martínez aclaró que el traspaso de su salario a los recursos de la municipalidad no desmejorará, en forma alguna, su desempeño en el cargo. Más bien reiteró un mayor compromiso con el municipio Piar. «Ahora con más fuerza y mayor capacidad atenderé a mi pueblo, el compromiso ahora será mayor. Estoy convencido de que de la mano de Dios seremos exitosos y con su ayuda, aún con pocos recursos, saldremos adelante».