Asesinado joven frente a su casa

0
189

Otro joven perdió la vida a manos del hampa. Roniel de Jesús Sánchez Cordero, de 26 años, recibió múltiples disparos en la cabeza de varios sujetos que llegaron a bordo de un vehículo tipo sedán, color plata, que, sin mediar palabras, le dispararon.


El hecho ocurrió frente de su casa, ubicada en Chirica, calle principal Negro Primero, en San Félix. De acuerdo con los testimonios de los vecinos, Cordero se dedicaba a la albañilería desde hace más de cuatro años. Vivía con su esposa y no tenía hijos.

Los familiares del occiso fueron notificados del hecho sangriento por los vecinos, quienes escucharon los disparos y vieron que un vehículo sospechoso arrancó a toda velocidad.

El cuerpo de Cordero quedó tendido en el suelo, aún con vida. Sus seres queridos lo trasladaron hasta la sala de emergencias del Hospital Dr. Raúl Leoni de Guaiparo. Al llegar, los médicos aseguraron que estaba con vida. No obstante, minutos después de ser ingresado a quirófano, falleció.

 

Familia consternada
Esta vez le tocó a la familia Cordero vivir el sufrimiento que deja la delincuencia, pues un ser querido fue asesinado por causas desconocidas.

«Roniel era un muchacho tranquilo. Trabajaba como albañil, estaba casado y no tenía problemas con nadie. No entendemos por qué nos sucede esto. La delincuencia cada día se apodera de las calles del país y los efectivos policiales no hacen nada. Queremos justicia, no podemos permitir que esto siga ocurriendo», expresó uno de sus familiares, quien prefirió no revelar su identidad.

Cordero era el mayor de nueve hermanos. Se casó y decidió vivir con su esposa en Chirica. Según las versiones de sus amigos, «él no estaba en malos pasos ni tenía problemas con nadie», declaración que coincide con la expuesta por los familiares.

Sin registros policiales
Al ser registrado por el Sistema Integrado de Información Policial (Siipol), se constató que Roniel Cordero no tenía prontuario policial. En consecuencia, no era participante de ninguna banda delictiva.