Bélgica no logra detener a sospechoso clave

0
243

Bruselas.- La policía belga llevó a cabo una importante operación en el barrio de Molenbeeck en Bruselas para tratar de localizar a Salah Abdeslam, sospechoso clave de los atentados en París, que terminó sin detenciones, mientras la justicia inculpó a dos sospechosos por «atentado terrorista».


«La operación terminó y el resultado es negativo, nadie fue detenido», dijo Eric Van Der Sypt. Este lunes por la mañana el portavoz no pudo precisar si Salah Abdeslam se encontraba en la residencia rodeada por la policía.

El sospechoso clave con orden de captura internacional, es considerado como «peligroso» por la policía francesa que difundió un aviso de búsqueda el domingo por la noche. La prensa belga lo calificó de «enemigo público número uno».

Salah Abdeslam, un francés de 26 años nacido en Bruselas, alquiló un vehículo, un Volkswagen Polo negro, matriculado en Bélgica que fue hallado estacionado delante de la sala Bataclan, donde 89 personas fueron asesinadas.

Su hermano, Brahim, de 31 años, también de nacionalidad francesa pero residente en Bruselas, que participó en los ataques contra los restaurantes en París, se hizo estallar, solo, delante de un bar en el boulevard Voltaire de la capital francesa hiriendo de gravedad a una persona.

 

Antirefugiados endurecen tono
Los partidarios de un endurecimiento de la política de acogida de refugiados alzan la voz en Europa tras los atentados de París, a pesar de los llamamientos a no confundir migrantes y yihadistas.

El ministro regional de Finanzas, Markus Soder, estimó que «París lo ha cambiado todo». Pretender que no hay terroristas de la organización Estado Islámico entre los refugiados que vienen a Europa es «ingenuo».