Bolivarenses experimentan disminución del consumo durante el mes de enero

0
2457

De acuerdo con la opinión de comerciantes y consumidores durante el primer mes del año, el consumo de alimentos de la dieta diaria de los bolivarenses ha disminuido por el orden de un 30%, especialmente en productos cárnicos

Ciudad Bolívar_. El consumo de alimentos durante el mes de enero de 2024, experimentó una disminución, según se desprende de una encuesta realizada, este fin de semana, por El Diario de Guayana, entre comerciantes y consumidores.

Comerciantes consultados coinciden en que, en las tres primeras semanas, las ventas habían mantenido su ritmo, conforme al último trimestre del 2023, no obstante, en la tercera semana de enero de 2024, se experimentó una notable caída en las ventas, lo cual se traduce en una baja del consumo.

“Los consumidores están comprando en menores cantidades y lo que más compran es harinas, arroz, pastas, salchichas”, dijo el administrador de un reconocido supermercado de la ciudad.

Por su lado, carniceros del mercado periférico, aseguran que lo más vendido es el hueso rojo, las salchichas, huevos, queso blanco, carne molida, carne de primera y pollo. Consideran que el consumo de carnes ha disminuido por el orden del 30%, especialmente en esta última semana.

 “Es normal que ocurra porque enero tiene cinco semanas y, a esta fecha, la gente ya no tiene conque comprar”, soltó un vendedor.

Aseguró que los precios podrían mantenerse como están ahora, “Si el dólar no sube”. Son optimistas en que las ventas podrían mejorar ante la expectativa del aumento del ingreso a partir de febrero.

En relación con el pescado de río, en el mercado periférico, de acuerdo con la versión de Manuel Martínez, mejor conocido como “El Roto”, las ventas se han mantenido y los precios siguen igual; lo cual, constituye una alternativa a la hora de elegir proteína animal, igual ocurre en el sector El Corito (Sabanita).

En cuanto a las frutas, hortalizas y verduras, se puede concluir, luego de consultar en distintos puntos de ventas de la ciudad, que su consumo también ha disminuido por el orden del 40%. Incluso han bajado de precios para incentivar las ventas.

Por su lado, consumidores aseguran que la ingesta de productos cárnicos ha bajado en los hogares de menores recursos. Así se expresó, Bianca Gómez García, quien asegura que las familias de ingresos medios han dejado de consumir al menos dos kilogramos de carne roja, pescado o pollo, “porque ni los bonos alcanzan”.

Leonel Fernández, pensionado y jubilado del sector salud, considera que “ha disminuido demasiado” la comida que compra para su hogar. “El salario y los bonos no alcanzan para realizar las compras que se necesitan en el hogar”, manifestó.

Belkis Castillo, ama de casa, considera que los precios se han mantenido hasta ahora y, el problema del consumo de alimentos en cada hogar está, sujeto al ingreso familiar y considera que “lo que gana un trabajador no alcanza para comprar todo lo que se necesita en una casa”.

“Porqué no es la comida nada más, es todo. Transporte de los que estudian y trabajan, ropa, zapatos; en fin, lo que se gana, no alcanza”, dijo enfáticamente. Jesús González