Buniak: Venezuela está en capacidad de garantizar suministro seguro de crudo a precios razonables

0
139

Este lunes el economista y analista en temas energéticos, Leonardo Buniak, expuso algunas de las razones detrás de las negociaciones entre Estados Unidos y Venezuela y cómo esto beneficiaría al país caribeño, en materia petrolera. Además de los cambios geopolíticos que representa el actual conflicto bélico entre Rusia y Ucrania.


“Venezuela se encuentra nuevamente en el epicentro del panorama geopolítico, siendo este uno de los mayores reservorios de petróleo del planeta, hoy se vuelve protagonista, sobre todo, teniendo en cuenta que el crudo en los próximos años va a escasear fuertemente (…) Venezuela sí está en capacidad de garantizar suministro seguro de crudo a precios razonables”, dijo Buniak en Vladimir a la Una por Globovisión.

El economista lamentó que el conflicto Rusia- Ucrania traiga consigo consecuencias relevantes para la economía global, que se unen a la inflación provocada por la pandemia, y destacó que Ucrania hoy está siendo el escenario de una gran disputa entre lo que denominó “la triada” (Estados Unidos, Rusia y China).

Explicó que las sanciones impuestas a Rusia, un país encargado de exportar cerca 7,8 millones de barriles diarios, provocará en los próximos meses un déficit en el mercado petrolero. «Por lo tanto, Estados Unidos, mueve sus piezas rápidamente para satisfacer la demanda, es aquí donde Venezuela jugaría un papel fundamental».

A su juicio, “Venezuela apunta, y siempre ha sido así, ser una posible solución en términos de suministro de petróleo, para un futuro incierto donde nos toca calcular la incertidumbre dentro de la incertidumbre”.

La economía de Venezuela crecerá este año entre 4,5% y 5%, estimó Buniak

Sobre el comportamiento de las actividades económicas en el país, el especialista sostuvo que «en el año 2021 ya la economía no se contrajo y el sector privado creció 7%».

Lo que para Buniak se traduce en que «el Gobierno sabe que si quiere seguir en el poder debe procurar incentivos para los empresarios».

En ese sentido, estima que Venezuela crecerá este año entre 4,5% y 5%. Sin embargo, insiste en que el Ejecutivo debe entender que requiere entenderse con el sector empresarial. «Maduro tiene que enviar señales claras para la recuperación económica”, agrega.

“No es cierto que Venezuela se arregló”, advirtió que si bien es cierto que la economía venezolana crecerá entre un 4,5 a 5 por ciento, el tema es que esto afianzará la desigualdad social y territorial, las cuales para Buniak son consecuencia de un crecimiento desordenado, asimétrico donde unos sectores ganan y otros se hunden.
“El Estado venezolano está muy disminuido en materia- actividad económica a pesar de que es muy poderoso en otras áreas. El crédito bancario no llegará todavía. Aunque se hagan los intentos de volver al «bolívar», si liberan el encaje legal bancario, la gente comprará dólares porque aún no hay confianza en el bolívar. Venezuela es un país de remesas (…) 3.800 millones de remesas para 2023 se calculan entren a Venezuela para 2023 con 8.5 millones de venezolanos fuera».

«Nada castiga más a la economía norteamericana, que los precios elevados del petróleo y la crisis de la retención los contenedores”

Para el analista, no cabe duda de que Rusia ha sido un aliado estratégico en materia energética para Europa, Sin embargo, Buniak, aseguró que “es un socio incómodo”, por lo tanto Europa ha estado dando pasos necesarios para buscar la independencia del petróleo y gas ruso. “¿Por qué razón?, porque por años Europa se convirtió en una suerte de rehén energético de la Federación Rusa y con todo lo que está pasando, lo está demostrando”, añadió.

Señaló que Europa busca alternativas rentables en otros países, mientras Estados Unidos adelanta acuerdos con el Medio Oriente, “Joe Biden viene avanzando en negociaciones con Irán con un plan nuclear, de enriquecimiento de uranio con fines militares, y el levantamientos de sanciones, así incrementará su capacidad petrolera”, son algunas de las opciones propuestas.

Aunque el analista manifestó que debido a los problemas étnicos- religiosos de los países que conforman el Golfo Pérsico, aunado a los demás conflictos como en el Canal de Suez o el Estrecho de Ormuz, desde el Medio Oriente será difícil exportar petróleo. “La seguridad energética, depende de la estabilidad sociopolítica de los países de origen y tránsito de ese crudo”.

En cuanto a la pregunta de si la necesidad energética que tiene Estados Unidos equivale a un costo político, Buniak respondió que “nada castiga más a la economía norteamericana, que los precios elevados del petróleo y la crisis de la retención los contenedores”, por lo tanto, no significaría un riesgo para las próximas elecciones.

A Buniak también se le consultó que en caso de una solución rápida a la crisis entre Rusia y Ucrania, dónde quedaría Venezuela y las negociaciones que hoy plantea EEUU, el economista respondió que por lo momentos no ve posible una solución temprana.

“Los países van a la guerra y retornan a la paz por conveniencia e interés y no por ideología de ningún tipo”. Globovision