Científicos españoles lideran el segundo caso de curación de VIH de la historia

0
574

Madrid.- El Instituto de Investigación del SIDA de Barcelona (IrsiCaixa), en colaboración con el University College de Londres (Reino Unido), han logrado eliminar el virus VIH de un paciente, lo que supone el segundo caso de curación de la enfermedad.


Según explicó el investigador de IrsiCaixa Javier Martínez-Picado en rueda de prensa, la curación del paciente se debe a un transplante de médula con una mutación particular, que ha hecho retroceder los anticuerpos y lleva más de un año sin tomar la medicación.
«Debemos ser prudentes y creemos que es demasiado pronto para hablar de curación. Pero sabemos que en casos previos que no han tenido éxito, el virus ha reaparecido antes de un año. Y este paciente lleva año y medio sin medicación», afirmó Martínez-Picado, de acuerdo con el diario local El Mundo.
Los investigadores repitieron el procedimiento del primer enfermo de VIH curado del mundo, Timothy Brown, más conocido como «El paciente de Berlín».
En ambos casos, los enfermos desarrollaron un tipo de tumor desarrollado como «linfoma de Hodgkin» y fueron tratados con un trasplante de médula de un donante con una mutación denominada CCR 5 delta 32, que otorga algo similar a un escudo frente al virus.
De acuerdo con el periódico El País, esta anomalía impide que el VIH pueda penetrar en los linfocitos T CD4, la vía de entrada del virus en el organismo.
El segundo paciente en el que VIH ha remitido se sometió a un transplante en un hospital de Londres en 2016 y después de que los médicos decidieran quitar la medicación retroviral, la enfermedad permanece indetectable.
«Es algo increíble. Esta es la confirmación de que el paciente de Berlín no fue simplemente una anécdota. Creemos que es posible conseguir una remisión total del virus», señaló Martínez-Picado.
El papel del equipo de IrsiCaixa en este estudio fue analizar en Barcelona la presencia del VIH en el plasma mediante técnicas muy delicadas.
«Confirmamos que es indetectable en todos los casos. Normalmente, cuando se retiran los retro vírales, el virus rebrota en dos semanas. Dieciocho meses después, aún no hay rastro de él», indicó la investigadora María Salgado.
Pese a la buena noticia, los investigadores recalcaron que este hallazgo «no es escalable» para la sociedad en general por el «alto riesgo» que comporta un transplante de médula.
En España existen 145.000 personas infectadas con VIH, de las que se calcula que una quinta parte no están diagnosticadas, según los últimos datos publicados por el Informe sobre Vigilancia Epidemiológica del VIH y SIDA en España. Xinhua