Clase obrera defiende el proceso revolucionario

0
283

La fuerza trabajadora y revolucionaria se congregó para dar una demostración de que la maquinaria roja se organiza desde los hornos y las celdas de las empresas básicas.

Colmado de la memoria histórica propia de la clase obrera de Guayana, protagonista de la resistencia anticapistalista que predominó en la Cuarta República en las industrias de la entidad, los trabajadores juraron defender la Patria Bolivariana «como sea» y llevar a la Asamblea Nacional a los candidatos chavistas y socialistas.

 

Representantes del sector aluminio, hierro, acero, construcción, transportistas, empresas nacionalizadas, recuperadas y estratégicas, dieron un respaldo a los candidatos del Partido Socialista Unido de Venezuela y del Gran Polo Patriótico: Héctor Rodríguez, Victoria Mata, Ángel Marcano, Liris Sol Velásquez, José «Acarigua» Rodríguez y Liduvina Cabello, dejando por sentado que la clase trabajadora «se restea» con el proceso revolucionario.

 

Voto castigo

El trabajador forjado en los hornos de la siderúrgica y propulsor de las luchas contra las transaccionales, Ángel Marcano, pidió a sus iguales castigar con el voto, este 6 de diciembre, a la derecha venezolana. «Son los mismos que en los años 80 y 90 respaldaron a los dueños de las transaccionales, quienes arremetieron contra los trabajadores desmejorando nuestros beneficios laborales».

 

Por su parte, el candidato voto lista, Héctor Rodríguez agradeció a los trabajadores la oportunidad de conversar y los catalogó como «el punto de resistencia a la derecha. En nombre de los humildes, de mi generación perseguida por la Ley de Vagos y Maleantes, la recluta obligatoria, le doy las gracias por su aplomo y coraje de defender la Patria desde las industrias», resaltó.

 

A su vez, las diputadas y candidatas a la reelección, Liris Sol Velásquez y Nancy Ascencio, invitaron a los presentes a garantizar la aprobación de políticas sociales para el pueblo venezolano. 

 

La primera línea de batalla
«La oposición venezolana no tiene vergüenza al plantear la privatización de las industrias y la reducción de personal», manifestó el candidato Héctor Rodríguez, a la vez que aplaudió la fortaleza de la clase obrera que «históricamente han sido una punta de lanza. Como decía Maneiro, ustedes han sido una gota caliente en un tempano de hielo». En ese sentido, compartió su compromiso de acompañar a los trabajadores en la primera línea de batalla para defender sus derechos.