Colombia se prepara para vivir las elecciones presidenciales más polarizadas de su historia reciente

0
706

BOGOTÁ.- A un día de la jornada electoral más polarizada de las últimas décadas en Colombia, los ciudadanos se alistan para asistir a las más de 100.000 mesas de votación en las que podrán sufragar para elegir el presidente y a su fórmula vicepresidencial, quienes gobernarán la nación durante los próximos cuatro años.


El viernes culminaron las jornadas de capacitación de los jurados electorales, quienes vigilarán la transparencia de la jornada que comenzará a las 08:00 hora local y que culminará entrada la noche, cuando se podría conocer el nombre del sucesor del actual presidente Iván Duque.
En diálogo con Xinhua, el jurado electoral, Sergio Prieto, señaló la necesidad de que los ciudadanos participen activamente en el proceso electoral ya que podría cambiar radicalmente el camino que ha tenido el país en los últimos cuatro años.
«En este momento veo el panorama electoral muy preocupante porque el país siente que necesita una solución a todas sus problemáticas pero está muy dividido en todos sus sectores políticos», dijo.
«La invitación es que salgamos todos a votar este 29 de mayo, recordemos que aunque es festivo lo más importante es salvaguardar las elecciones y que votemos porque no podemos seguir polarizando el país como estamos en este momento», añadió.
Entre tanto, en las calles los ciudadanos esperan con expectativa el desarrollo de las elecciones en las que los dos candidatos con más opciones de ganar representan las dos orillas políticas más opuestas en el espectro electoral colombiano.
De acuerdo a las últimas encuestas, el candidato del Pacto Histórico (izquierda), Gustavo Petro Urrego, tiene las más altas probabilidades de ganar en la primera vuelta electoral y lo sigue el candidato de la coalición de partidos de derecha, Equipo por Colombia, Federico Gutiérrez.
Petro fue alcalde de Bogotá y Gutiérrez de Medellín (noroccidente), las dos ciudades más importantes de Colombia, y ofrecen caminos diferentes para las problemáticas principales del país.
Mientras que Petro, con un plan de gobierno ambicioso, propone reformas estructurales en el modelo económico, Gutiérrez ofrece cambios más conservadores respaldado por los sectores que tradicionalmente han gobernado Colombia.
En la contienda también participan los candidatos Sergio Fajardo, de la Coalición Centro Esperanza (centro); Rodolfo Hernández, de la Liga de Gobernantes Anticorrupción (derecha); John Milton Rodríguez, de Colombia Justa Libres (derecha), y Enrique Gómez, del Movimiento de Salvación Nacional (derecha).
El comerciante colombiano Dayro García llamó a sus connacionales a confiar que la democracia va a ganar y que el pueblo quiere un cambio, pues estamos cansados de «los mismos con las mismas», llevamos un siglo y 20 años con un sector que nos ha polarizado.
«Cuando debemos ser hermanos somos enemigos, es decir, si usted piensa distinto a mí es mi enemigo, no. Acá todos somos hermanos y tenemos que tomar una decisión juntos por nuestro país, por nuestros hijos, por nuestros nietos», subrayó.
En medio de un contexto social y político complicado, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Colombia y la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la Organización de los Estados Americanos (OEA) llamaron a «que se garanticen los derechos políticos», para que los comicios se desarrollen «sin obstáculos e interferencias de ninguna índole».
Por su parte, el ministro de Defensa, Diego Molano, aseguró plenas garantías de seguridad, toda vez que 300.000 hombres de la fuerza pública se han desplegado en todo el territorio nacional para que cada puesto de votación esté custodiado por al menos un efectivo del Ejército Nacional o la Policía.
Sin embargo, los ciudadanos han manifestado tensión en el ambiente electoral, no tanto por la inseguridad sino por los estrechos márgenes que dan las encuestas entre los candidatos en caso de tener que realizarse una segunda vuelta electoral si ninguno logra el 50 por ciento más uno de los votos en la primera.
Otro ingrediente que añade tensión a la jornada es el reciente anuncio de que, por falta de tiempo, las elecciones no tendrán auditoría internacional como lo habían pedido magistrados del Consejo Nacional Electoral, teniendo en cuenta las irregularidades del proceso electoral en las pasadas elecciones legislativas.
Ante esto, el papel de los testigos electorales será crucial en estos comicios en los que se inscribieron más de 100.000 militantes que acompañarán el proceso, siendo la mayoría de las coaliciones Pacto Histórico y Equipo por Colombia.
De los 39.002.239 colombianos mayores de 18 años habilitados para ejercer su derecho al voto este domingo, 20.111.908 son mujeres y 18.890.331 son hombres, quienes podrán sufragar en 102.152 mesas, distribuidas en 12.513 puestos de votación en todo el territorio nacional.
En tanto, fuera del país se habilitaron 1.343 mesas en 67 países, que se abrieron desde el pasado 23 de mayo para que voten 972.764 personas, de las cuales ya han votado 99.237, según el último informe del Ministerio de Relaciones Exteriores.Xinhua / FOTO: REFERENCIAL