Columna: Bajo Control

0
122

POR UN SISTEMA NERVIOSO SALUDABLE. Parte 1


I.
El Sistema Nervioso es la única Red de Comunicación y Coordinación del cuerpo humano.
Razón suficiente para concentrar todos nuestros esfuerzos, recursos e inteligencia en la salud de ese sistema que, capta los estímulos y los transmite a los órganos efectores; da las órdenes a glándulas; regula unos sistemas y mantiene otros en automático.
En el Sistema Nervioso, a la fecha se han identificado tres subsistemas: a) Sistema Nervioso Central tiene que ver con la toma de decisiones. Compuesto por el encéfalo y la medula; b) Sistema Nervioso Periférico que recibe y envía instrucciones a músculos y glándulas. Constituido por nervios craneales, espinales y ganglios; y c) Sistema Nervioso Autónomo que rige todas las funciones automáticas como control de presión sanguínea, ritmo cardiaco, ajuste de las glándulas.
Es pertinente señalar que para la medicina convencional o clásica, la salud del Sistema Nervioso se asume como Salud Mental, por tal, asociada al Cerebro.
Las noticias sobre Salud Mental (Salud del Sistema Nervioso) no son muy alentadoras.
El pasado 17 de junio, la OMS publicó un artículo en el cual se estima que para el año 2.030 la enfermedad mental será la primera causa-raíz de otras enfermedades que son presentadas como primeras causas de muerte en el mundo. Lo cual, prácticamente constituye una de las conclusiones del extenso Informe Mundial de Salud Mental – 2.022. A todas luces, una pandemia de nuevo tipo con epicentro en el Sistema Nervioso está en pleno desarrollo.
Dado que la amenaza es contra el valiosísimo Sistema Nervioso, entonces hay que conocer mas sobre este sistema y de las formas de vigilarlo, protegerlo y sanarlo con la lógica naturopática y la terapéutica de los agentes naturales. En el caso del Cerebro, hay que nutrirlo y entrenarlo (Leer nuestro artículo “Salvemos las Salud Mental”).

II.
Se requiere un Programa de Vigilancia Permanente del Sistema Nervioso.
La Vigilancia debe ser un proceso colectivo (fundamentalmente de familia) para registrar y sistematizar los síntomas que cada persona presenta, a fin de corregir desviaciones (en alimentación o estilo de vida), aplicar terapias complementarias o aplicarse oportunamente el examen especial para identificar daños en el propio sistema. Es cuestión de obtener información veraz sobre eventos y condiciones resaltantes: convulsiones, sincopes, dolores, descontrol de los esfínteres, intermitencia de los síntomas o progresividad de los mismos, cambios de personalidad, pérdida de conocimiento, si es diestro, zurdo o ambidiestro.
El Programa de Vigilancia Permanente del Sistema Nervioso se asocia a cinco funciones cerebrales básicas:
a)Conducta: Observar manifestaciones culturales tales como modas, excentricidades, manerismos, gesticulaciones y protestas.
b)Nivel de Conciencia. Verificar regularmente: Estado de alerta, velocidad de respuesta ante ideas y sugestiones, somnolencia, pérdida de contacto con la sociedad y la realidad.
c)Capacidad Intelectual. Medir: Memoria para hechos antiguos y recientes, retención de números series, multiplicación por dos o mas cifras, restar, sentido de retención  fechas, lugares y días de acontecimientos; comprensión de refranes.
d)Estado Emocional. Identificar episodios de hostilidad, depresión, euforia.
e)Contenido del Pensamiento. Predominio de: Preocupaciones sin motivo, ideas inapropiadas, repetición de quejas, ideas fijas, distorsiones, dialogo interno, delirios o alucinaciones.

III.
Un Sistema Nervioso Saludable, requiere:
1)Establecer Centros para un Sistema Nervioso Saludable.
2)Reorganizar los servicios de salud mental gubernamentales.
3)Abrir Cátedras Libres sobre el Sistema Nervioso Saludable.

Alexis Adarfio Marín
Naturópata.
[email protected]