Columna: Desde El Orinoco

0
925

Importancia crucial de la capacitación para triunfar

¿Podremos triunfar, sin la debida capacitación y superación personal?. ¿Por qué nos desaprovechamos y perdemos tantas oportunidades? ¿Será posible alcanzar la realización y felicidad, sin formarse debidamente?

Para responder estas extraordinarias y aleccionadoras preguntas, quiero hacerles algunos comentarios sobre la importancia de la formación, el crecimiento y la formación.

Comenzaré por compartir estas reflexiones, publicadas en la página web:

https://www.anecdonet.com/08/05/historia-de-exito-que-inspira-diana-trujillo-nasa/

“Diana Trujillo nació en Cali, Colombia. Su madre estaba en la escuela de medicina cuando quedó embarazada de Trujillo, y dejó sus estudios para cuidar a su hija. Diana asistió al Colegio Internacional Cañaverales Colegio Bilingüe, mientras trabajaba como empleada doméstica para recaudar dinero. Ella emigró a los Estados Unidos a la edad de diecisiete años, con sólo USD $ 300. Comenzó clases de inglés en el Miami Dade College y trabajó como ama de llaves para apoyar sus estudios.

Logró ir a la Universidad de Florida para estudiar Ingeniería Aeroespacial y, por sus buenas notas, la institución le terminó pagando toda la carrera.
Estando en la universidad vio que podía llegar a ser astronauta y le pidió ayuda a uno de sus profesores.

“Me informaron que había una pasantía en la Academia de la NASA. La aplicación era muy larga, no menos de 300 palabras por pregunta. Yo no sabía mucho inglés”, dijo Trujillo a La Opinión.

Asustada porque pensó que había llenado mal el escrito, decidió no mandar la solicitud. Afortunadamente, un amigo se metió a su computadora y envió la aplicación.

Diana quedó seleccionada para la pasantía en 2006, siendo el primer inmigrante hispanoamericano en ese programa, con el cual conoció astronautas, directores y hasta estuvo en un lanzamiento de la NASA. Cuatro años después de que inició sus estudios universitarios, Diana Trujillo pudo llevar a su mamá a los Estados Unidos”.

Esta aleccionadora historia de la vida real, nos evidencia, lo crucial que resulta para nuestras vidas, realizar la debida formación y concretar ese crecimiento personal, que nos llevará a lograr nuestros anhelos y sentirnos realizados.

Este relato sobre Diana Trujillo, una mujer de origen muy humilde, con grandes carencias y limitaciones económicas, quien logró tan maravilloso objetivo de convertirse en el primer inmigrante hispanoamericano en ganarse un puesto de esos programas espaciales de la NASA y ser una de la mujeres pioneras en este tipo de exigentes programas.

Si Diana Trujillo pudo hacerlo, nos tenemos que hacer la natural pregunta: ¿Por qué yo no podría?

La formación, el estudio con dedicación y adecuados programas de capacitación, nos permiten la llamada “movilidad económica social”, es decir, la superación personal y el alcanzar elevadas posiciones, holgados ingresos económicos y muchos logros, incluyendo su ascendencia económica y esa felicidad que anhelan , y merecen, todos los seres humanos.

Quiero remarcar que no solamente es necesaria la capacitación, para quienes deseen una profesión y un desarrollo dentro de empresas, organizaciones o cualquier tipo de institución pública o privada. También es absolutamente válido para cualquier actividad a la cual nos dediquemos.

Quienes desean ser empresarios, artistas, deportistas, políticos, escritores, docentes, emprendedores o cualquier actividad para sustentar sus vidas, requierne una profunda capacitación.

El éxito NO es improvisado y sea cual sea nuestra área de interés y dedicación existencial, TODAS ellas, sin excepción, requieren de nuestro aprendizaje, cuidadosa formación y un sostenido crecimiento, para alcanzar el nivel de conocimientos, habilidades y destrezas necesarias, para destacar en ese renglón al que dediquemos nuestras vidas.

Ninguna persona exitosa, en cualquier ámbito de la vida, ha llegado a grandes logros y satisfacciones, sin dedicarle muchas horas al estudio, entrenamiento, ensayos, experimentación, a superar sus naturales y predecibles caídas, a tomar las lecciones de cada obstáculo de los muchos que deberá afrontar, para poder ir “creciendo” de manera sostenida y alcanzar una sobresaliente capacitación que le permite esos éxitos buscados y tener una vida realizada y plena de gozo y felicidad

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Waldo Negrón

Twitter: @Waldo_Negron. Instagram: @waldonegron

Facebook; Waldo Negron

LinkedIn: Waldo Negron

Canal Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCmN9W8GHrXUZs88LEHudx8w

Página web: https://waldonegron.com