Columna: Desde El Orinoco

0
419

¿Cómo ser personas resilientes ante las nuevas realidades?

“Muchas personas en el mundo conocen a J.K. Rowling, la mente detrás del mundo de Harry Potter. Sin embargo, Joanne Rowling, como realmente se llama, antes de ser la afamada escritora de éxito mundial como la conocemos actualmente, tuvo que afrontar momentos y situaciones sumamente difíciles.

Tras la muerte de su madre, cuando Rowling tenía 25 años, Rowling decidió abandonar su vida en el Reino Unido para irse a vivir a Oporto, trabajando como profesora de inglés. Allí, conoció a Jorge Arantes, quien más adelante sería su esposo”.

Unos meses después de conocerse, la escritora sufrió un aborto espontáneo que desencadenaría importantes problemas en su relación”.

“Posteriormente, luego del nacimiento de su hija, los problemas de la pareja serían cada vez más intensos, llegando incluso a las agresiones físicas.

Después de una historia de maltrato, Rowling decidió abandonar el hogar, llevándose tan solo a su hija y los tres primeros capítulos de Harry Potter y la piedra filosofal”.

“Así, se fue a Edimburgo, donde no tenía trabajo ni ingresos fijos; de hecho, vivía gracias a los recursos otorgados por la beneficencia, que apenas le permitían darle los cuidados necesarios a su hija.

La situación era tan terrible que, en algún momento, recibió el diagnóstico de depresión severa; tal era el caso que, a los 30 años, la escritora tenía intenciones suicidas”.

“Sin embargo, logró encontrar una ruta de escape ante esta mala situación gracias a la escritura. De hecho, en oportunidades ha comentado que la figura de los dementores, esos seres fantasmagóricos que se alimentan de la paz, la alegría y la esperanza de sus víctimas, representan una alegoría a la depresión”.

“Así, tras mucho esfuerzo y trabajo sin descanso, terminó de escribir el primer libro de la reconocida saga de Harry Potter”.

“Tras esto, el manuscrito fue enviado a doce editoriales, tras lo que recibió rechazo tras rechazo, pues se alegaba que los textos infantiles eran muy difíciles de vender. Así pasó un año, hasta que Barry Cunningham, editor de Bloomsbury, una editorial londinense, le dio la oportunidad a Rowling, pagándole 1.500 libras como adelanto por los derechos de autor de su libro”.

“El resto, es historia, Harry Potter le daría la vuelta al mundo y Rowling se convertiría en la mujer más acaudalada del Reino Unido, convirtiéndose en una de las escritoras más famosas a nivel mundial”.

¿Qué aprendemos del relato?

Esta impactante y real historia, fue publicada por María Hernández Méndez en la página web: Cuatro historias de resiliencia que te llenarán de inspiración (tekcrispy.com)

Considero que este ejemplo de Joanne Rowling, nos ratifica lo que hemos visto en muchísimos otros casos. Las personas con resiliencia son capaces de superar grandes obstáculos y desafíos.

Sabemos que el mundo actual está envuelto en severos y frecuentes cambios, todos ellos nos generan la necesidad de readaptarnos, desaprender cosas que ya no son útiles y aprender nuevas habilidades. Para ser exitosos y alcanzar la felicidad y realización deseadas, debemos incorporar continuos cambios en nosotros mismos.

Saber entender esos cambios y encontrar las respuestas acertadas ante esas turbulencias y transformaciones, unido a la necesidad de salir adelante a los obstáculos, tropiezos y todo tipo de inconvenientes que nos ofrece la vida, es aplicar este concepto que les remarco en estas reflexiones: La Resiliencia

Del mismo modo que nuestro personaje de hoy fue capaz de superar tan severas y duras dificultades, hasta convertirse en famosa y reconocida mundialmente, así podemos responder todos los seres humanos. Nadie esta exento de problemas, nadie tiene un camino lleno de solo rosas y buenos momentos, eso lo sabemos de sobra todas las personas.

La diferencia entre quienes triunfan y los que se “quedan” en el camino, es ese componente de actitud y manera de entender la vida. La resiliencia es absolutamente fundamental para llegar al puerto que deseamos, para lograr las metas esperadas y hacer realidad nuestros sueños y anhelos.

De allí la imperiosa e impostergable necesidad de fortalecer nuestra resiliencia, esa manera de entender los cambios y de afrontar las enormes y frecuentes dificultades que la vida nos depara.

Para concluir les dejo este pensamiento:

“La resiliencia se entiende como la capacidad del ser humano para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas y ser transformado positivamente por ellas.”

Edith Grotberg

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Waldo Negrón

Twitter: @Waldo_Negron. Instagram: @waldonegron

Facebook; Waldo Negron

LinkedIn: Waldo Negron

Canal Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCmN9W8GHrXUZs88LEHudx8w

Página web: https://waldonegron.com