Columna: Desde El Orinoco

0
288

¿Tiene sentido sentirnos derrotados?


Comparto con ustedes una historia muy usada para reforzar la acertada actitud ante la vida, especialmente en momentos difíciles.
En la selva vivían tres jóvenes leones. Un día, el mono, representante electo por los demás animales, convocó a una reunión a todos los habitantes de la selva, para poder tomar una decisión y les dijo:
—Todos nosotros sabemos que el león es el rey de los animales, pero tenemos tres leones y debemos tomar una decisión y elegir al que será nuestro rey. Los tres son muy fuertes, entonces, ¿a cuál de ellos debemos rendir obediencia?
Los leones supieron de la reunión que se estaba realizando y comentaron entre sí: «Es verdad, la preocupación de los animales tiene mucho sentido. Una selva no puede tener tres reyes. Luchar entre nosotros no lo queremos, puesto que somos muy amigos… Necesitamos saber cuál será el elegido, pero ¿cómo descubrirlo?».
Los animales que participaban en la reunión, después de mucho deliberar, llegaron a una decisión y se la comunicaron a los tres leones:
—Encontramos una solución muy simple para el problema y decidimos que ustedes tres van a escalar la montaña Difícil —dijo el mono—. El que llegue primero a la cima, será consagrado nuestro rey —dijo el ciervo.
La montaña Difícil era la más alta de toda la selva. El desafío fue aceptado y todos los animales se reunieron al pie de la montaña para asistir la gran escalada.
El primer león intentó escalar y no pudo llegar.
El segundo empezó con todas las ganas, pero también desistió.
El tercer león tampoco lo pudo conseguir y bajó humillado.
Los animales estaban impacientes y curiosos: si ninguno de los tres fue capaz, ¿cómo elegirían un rey?
En ese momento, un águila, grande en edad y en sabiduría, pidió la palabra:
— ¡Yo sé quién debe ser el rey!
Todos los animales hicieron silencio y la miraron con gran expectativa.
— ¿Cómo? —preguntaron todos.
—Es simple… —dijo el águila—. Yo estaba volando bien cerca de ellos y cuando volvían derrotados en su escalada por la montaña Difícil, escuché lo que cada uno le dijo a la Montaña:
El primer león dijo: —»Montaña, me has vencido»
El segundo león dijo: —»Montaña, me has vencido»
El tercer león dijo: —»Montaña, me has vencido… por ahora. Pero tú ya llegaste a tu tamaño final y yo todavía estoy creciendo»
—La diferencia —completó el águila— es que el tercer león tuvo una actitud de vencedor cuando sintió la derrota en aquel momento y no desistió; y para quien piensa así, él mismo es más grande que su problema. Si él es el rey de sí mismo, está preparado para ser el rey de los demás.
Los animales aplaudieron con entusiasmo al tercer león, que fue coronado como el rey de los animales.
¿Qué lecciones podemos aprender?
La vida nos depara diversas y muy variadas situaciones. Tenemos momentos muy gratos y que nos generan alegría y motivación, pero también se nos presentan muchos momentos de dificultad, altibajos y hasta dolorosas situaciones.
Obviamente, no se requiere mayor preparación para sortear eso momentos gratos y felices. La inmensa mayoría de las personas anhelan estar en esos momentos y sienten que la vida es un “paraíso” en esos dulces momentos.
No obstante, muchas personas flaquean, se desesperan, se sienten abrumados y hasta frustrados cuando deben vivir esos momentos de caídas, dificultades y serios obstáculos.
Abundan los casos de personas que “tiran la toalla” y se rinden, abandonando proyectos o anhelos, cuando deben confrontan esos altibajos de la vida.
De allí la importancia, mis queridos lectores, de sabernos preparar para afrontar esos duros momentos.
Tal como el león de nuestra historia, el cual termina siendo elegido rey por su actitud ante las dificultades, cada uno de nosotros podremos cosechar “buenos frutos” si sabemos actuar en esas dolorosas situaciones.
Es fundamental saber alimentar una actitud positiva, de auto confianza y de una gran determinación para auto motivarnos y sacar “fuerzas” cuando nos abruman los problemas o dificultades.
La diferencia entre quienes triunfan y logran realizar sus aspiraciones y el resto que se “queda en el camino” es la actitud ante los momentos dificultosos.
Para cerrar, les dejo este motivador pensamiento
«Pocas cosas en el mundo son tan poderosas como la positividad. Una sonrisa. Una palabra de optimismo y esperanza. Un tú puedes hacerlo cuando las cosas van mal» Richard DeVos.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Waldo Negrón
Twitter: @Waldo_Negron.

Instagram: @waldonegron
Facebook; Waldo Negron
LinkedIn: Waldo Negron

Canal Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCmN9W8GHrXUZs88LEHudx8w
Página web: https://waldonegron.com