Columna: El Teniente Medina

0
247

UNIDAD VERDADERA

¡Soldado Tuyo, Pueblo Mío!

I

El Retorno Necesario, ¡De Vuelta Chávez! ¡No Nos Hemos Ido! ¡La Victoria nos pertenece!

El Partido Socialista Unido de Venezuela, llama para el sábado, 12 de noviembre a la renovación de las estructuras parroquiales, municipales y estadales; importante jornada que cobra un mayor significado por el momento histórico que atraviesa la Patria de Bolívar y Chávez. Es necesario explicar que la aplicación de medidas coercitivas son parte de una gran estrategia de la burguesía internacional en apoyo a la oligarquía venezolana, esta acción en conjunción con las ejecutadas anteriormente han propiciado la introducción de grupos afines a la estructura del Estado Liberal Burgués con el propósito de ir destruyendo desde dentro a la Revolución Bolivariana, socavando sus bases ideológicas. ¿Cómo lo han hecho? Los integrantes de estos grupos han ido penetrando estructuras, organizaciones… Y similar a un cáncer, han hecho metástasis dentro de nuestro modelo de Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia. En lugar de igualdad, crece la desigualdad, evidenciado en quienes perciben sus ingresos en bolívares y otros en dólares. El poder adquisitivo es diferente ante grandes necesidades, ¿quién sobrevive? El más apto, vivimos el propio darwinismo social. Ante graves problemas, llámese gerencia de los servicios públicos entre otros, la mejor idea es la privatización muchas veces enmascarada; en lugar de inventar soluciones revolucionarias, lo mejor y más fácil es privatizar. Y me pregunto, ¿dentro del Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia se pueden tomar tales decisiones?

Debemos llevar a la práctica la democracia participativa y protagónica, no basta con decir  “Chávez Vive!!”, que se visualice el aporte y el compromiso de todos y todas  en lo que debemos hacer con el fin de “refundar la República para establecer una sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica y pluricultural en un Estado de justicia, federal y descentralizado, que consolide los valores de la libertad, la independencia, la paz, la solidaridad, el bien común, la integridad territorial, la convivencia…” Al hablar de una sociedad democrática, participativa y protagónica, se está hablando del sujeto social, en otras palabras el colectivo, es el trabajo de todos, por todos y para todos como decía Simón Rodríguez. Esto implica solidaridad social y bien común, el trabajo de todos en beneficio de todos. ¿Qué se requiere? ¡UNIÓN!, ¡UNIDAD DE LOS PATRIOTAS! ¡UNIDAD REVOLUCIONARIA! ¿UNIDAD VERDADERA! Cuando el barco surca aguas que lo alejan de su objetivo, la maniobra es evidente, es imperativo retomar el rumbo. Y vienen a la mente, el cómo hay que enfilar fuerzas, establecer lazos revolucionarios, con gente de arraigo ideológico a nuestro proceso, a nuestras raíces históricas para eso se requiere de verdaderos revolucionarios, los que se establecen con miras al bien común. Esta es la ¡UNIDAD VERDADERA! No esa unidad enmascarada de grupúsculos y conciliábulos que pretenden mantener los privilegios de los grupos, que quieren mantener el poder político y como reyes utilizan la cooptación para imponer a sus súbditos, pero que al ostentar el poder, no trabajan por la revolución, ni por el pueblo sino por los intereses de los grupos que los apoyaron. Esa unidad es un conciliábulo.

¿Cuál es la verdadera Unidad? La que consciente del objetivo o propósito de la Revolución Bolivariana nos hace transitar por la senda cristiana: “Ama a Dios, sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo”, es la sociedad de iguales que describe Simón Rodríguez. Y la igualdad se hace patente en el estadio mayor de la Democracia Participativa y Protagónica es decir, la Democracia Asamblearia; que no es más que la toma de decisiones en común acuerdo. El espacio asambleario, nos da el poder de intervenir y decidir en libertad, no como lo dice el Estado Liberal Burgués que percibe la libertad como “comprar lo que yo quiero” sino decidir, cuáles son las acciones que se deben ejecutar que beneficien al Pueblo, marcando distancia del asistencialismo dominador. Y la cimente de todo es el desarrollo humano, revolucionario, resiliente, orgulloso de su patrimonio, de sus raíces indígena, bolivariana y chavista, esto define su moral, capacidad de discernir o de distinguir cuáles son las acciones que se toman dentro del modelo de Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia y cuáles, no. Es ir transformándose, hasta vencer en pro de una mejor calidad de vida para todos, esto configura el concepto de justicia. En este marco hacemos realidad, la Doctrina de Simón Bolívar: libertad, igualdad, justicia e independencia. Es la Comuna, el germen del Socialismo, decía el Cmdt. Hugo Chávez: “El socialismo desde donde tiene que surgir es desde las bases, no se decreta esto; hay que crearlo. Es una creación popular, de las masas, de la nación” Y esto se logra con ¡Unidad Verdadera! La unidad revolucionaria no es más que la unión de los Patriotas en la construcción de la Patria Socialista, donde la alianza sea la proa en la construcción de una nueva sociedad sobre los principios de la igualdad desarrollando las potencialidades de cada territorio, lo que conocemos por Toparquía Revolucionaria (el gobierno del lugar).

Es menester, el estudio, la formación político ideológica solo así conocemos nuestros orígenes, nuestra geografía, cultura, biodiversidad; aprendemos a valorar y a amar a nuestra Patria y al luchar por la causa socialista saber como defenderla; el secreto es tener a nuestro Pueblo como protagonista, no solo ver sus llagas sino sentirlas “Quien no esté dispuesto a abrazarse con las llagas del Pueblo que se aparte”.

¡LOS POBRES SOMOS MÁS Y TENEMOS EL PODER!

¡COMUNA O NADA! ¡DEMOCRACIA ASAMBLEARIA, PARTICIPATIVA Y PROTAGÓNICA!

¡DE VUELTA CHÁVEZ! ¡VICTORIA POPULAR!

Nos vemos en la próxima edición.

#BolivarSeLevanta

@medinamacero @enfoquechavez