Comercios de Ciudad Bolívar empezaron a cobrar el Igtf a sus clientes 

0
1111

Algunos empresarios de la ciudad capitalina suspenden temporalmente el pago con divisas en efectivo

Ciudad Bolívar-. Comercios de Ciudad Bolívar comenzaron a cobrar el Impuesto a las Grandes Transacciones tras su entrada en vigencia este 28 de marzo, mientras que otros optaron por suspender  momentáneamente el cobro en divisas en efectivo.

Durante un recorrido por el centro económico del paseo Orinoco, específicamente la calle Venezuela, el equipo de El Diario de Guyana, logró conocer la opinión de muchos comerciantes de la ciudad capitalina y de sus clientes.

Luis Machado, dueño de una famosa zapatería del paseo Orinoco, informó a sus clientes la aplicación del cobro del IGTF sobre las facturas pagadas en divisas por ser contribuyentes especiales.

Sin embargo, Oscar Linares, dueño de una concurrida cadena de comida rápida, ubicada en la avenida 5 de Julio, anunció que no recibirá divisas por tener confusión respecto al cobro del IGTF. “Nuestra empresa informa a todos sus clientes y allegados que motivado a la incertidumbre generada por la aplicación de la nueva Ley de Impuestos a las Grandes Transacciones Financieras, nos vemos en la obligación de temporalmente suspender la recepción de divisas”.

Asimismo, detalló que seguirán prestando servicio delivery a través de sus aliados en todas sus formas de pago.

Clientes llenos de incertidumbre 

Para América Belisario, un nuevo impuesto para pagos con divisas en Venezuela es un contrasentido, “para una nación que espera elevar este año el nivel de su economía por primera vez desde 2013 y que apenas da sus primeros pasos fuera de un prolongado ciclo hiperinflacionario, estas medidas los que nos lleva es a otro retraso en este sector”.

“Es un contrasentido completo. Un gravamen de tal envergadura se ‘come’ la utilidad del sector privado. Lanzar una ley de impuestos de esta naturaleza es un desincentivo a la producción (…) esto nos afecta en todos los ámbitos hasta para cuando tú vayas para la panadería y compres el pan, el queso y la leche para la cena”.

Otro encuestado en una dulcería de la ciudad, Naileth Oviedo, dijo que « hasta donde tengo conocimiento se trata de una medida que afecta a toda la población venezolana y hay desconocimiento total sobre su impacto. Lejos de generar beneficios, esta medida aumenta significativamente la carga fiscal de las personas y las empresas»

Haide Malavé, detalló que «las políticas económicas del gobierno de Nicolás Maduro cada vez se alejan más de su presunta premisa de proteger al pueblo y se dirigen más bien a exprimir sus finanzas y obstaculizar su estabilidad económica».

“Esto es una loquera, ahora el cliente tiene que pagar del 2% al 8% de impuesto en operaciones en divisas o criptomonedas dentro del sistema bancario nacional (…) aquí está la suprema felicidad que le garantizan al pueblo.

Qué dice la ley 

La ley describe que las empresas catalogadas como contribuyentes especiales que reciben pagos en divisas o criptomonedas distintas al petro, deben comenzar a reflejar en facturas el impuesto a grandes transacciones financieras. De acuerdo a la ordenanza del Seniat deben realizar su declaración y pago del IGTF de 3 % cada quincena. Esta medida fue fijada para las operaciones que no tienen intermediación financiera y que reciben pagos distintos al petro.

Estarán exentos, los pago-móvil de cuentas en divisas y las compras con tarjetas de débito o crédito de la banca venezolana. Javier Rojas