¿Continuismo de la cohabitación o ruptura total?

0
133

Hay tres fuerzas políticas: la que gobierna desde 1999, la que usurpa el rol de oposición y la antisistema que no tiene nombre ni rostro. ¿Cuáles son sus diferencias y qué cabe esperar de ellas con motivo del 6D (elecciones parlamentarias)?

La que gobierna desde 1999: 1) Ha degenerado en delincuencia organizada y como tal se comporta; 2) Como toda delincuencia organizada (por ejemplo, la mafia) ejerce una tiranía; 3) Como toda delincuencia organizada tiene una organización jerárquica cuya jefatura la ejerce un extranjero (primero Fidel Castro, ahora Raúl Castro); 4) Como toda delincuencia organizada vive de las actividades ilícitas, que son su razón de ser (sucesivamente el saqueo del país, la confiscación de la propiedad privada, el narcotráfico); 5) Como toda delincuencia organizada se impone por la violencia y el fraude (las elecciones son manejadas como la mafia lo hace con los casinos: la casa siempre gana); 6) Como toda delincuencia organizada tiene vocación de perpetuidad en el poder, no aceptando sustitución ni desplazamiento.
¿Qué cabe esperar de esta fuerza política para el 6D? Que hará fraude masivo y descarado manipulando las maquinitas de su casino electoral. Permitirá que algunos jugadores ganen la curul a la cual aspiran, pero la mayoría perderá. En un casino las máquinas están programadas para que la casa nunca pierda. Es un negocio redondo. Por algo la mafia es dueña de casinos en el mundo entero.
La que usurpa el rol de la oposición: 1) No entiende que Venezuela está bajo la tiranía de la delincuencia organizada y al no entenderlo actúa como los vecinos que conviven con los delincuentes para no crearse problemas; 2) No organiza al país para liberarse de la jefatura de los Castro, ni siquiera intenta dividir a la delincuencia organizada; 3) No denuncia las actividades ilícitas de la delincuencia organizada en el poder, absteniéndose de colaborar con las autoridades extranjeras que la persiguen; 4) Concurre al casino electoral cada vez que lo abren e invita a jugar maquinitas aun sabiendo que es imposible ganar en esas condiciones; 5) Hace creer que, en el supuesto negado por imposible de ganar, el dueño del casino le pagará el premio y hasta le entregará el negocio.
¿Qué cabe esperar de esta fuerza política el 6D? Que convalidará el fraude por presión de los partidos con mayor número de diputados y por los 65 diputados electos, optando por seguir la cohabitación con la delincuencia organizada. Con mayor razón si obtuviese una victoria pírrica (no más de 5 diputados).
Forman la fuerza sin nombre y sin rostro los que aspiran: 1) A romper con Cuba, acabando con la subordinación jerárquica a los Castro, jefes de la delincuencia organizada en Venezuela; 2) Echar del poder a la delincuencia organizada que nos gobierna; 3) Hacer que la delincuencia organizada pague por sus delitos; 4) Nada de cohabitación, sino ruptura total: un cambio radical y profundo, no sólo de gobierno, sino del sistema político-económico-social.
¿Qué cabe esperar de esta fuerza sin nombre y sin rostro el 6D? Que se transforme de sentimiento en fuerza, adquiriendo nombre y rostro, para movilizar al pueblo contra el fraude, que sólo habiéndolo puede ganar el gobierno, y para cobrar la victoria, si la hubiere, exigiendo la salida de Maduro, única motivación del voto.
Traducir el voto contra la delincuencia organizada en orden para su desalojo del poder. Y en prohibición de la cohabitación.