Decretan toque de queda en capital de Perú en medio de protestas

0
635

LIMA.- La ciudad peruana de Lima y su vecina provincia de Callao amanecieron este martes con toque de queda decretado por el Gobierno, en medio de los focos de protestas en diferentes partes del país sudamericano, tras el inicio del paro de transportistas.


El anuncio fue hecho poco antes de la medianoche del lunes por el presidente de Perú, Pedro Castillo, quien aseguró que la medida busca «resguardar los derechos fundamentales de todas las personas, lo cual no impedirá el abastecimiento de los servicios esenciales».

La inmovilización social obligatoria inició a las 02:00 hora local (07:00 GMT) de este martes y estará vigente hasta las 23:59 hora local del mismo día.
La medida forma parte de un «estado de emergencia» que incluye la suspensión de derechos constitucionales relativos a la libertad de reunión y tránsito.

Castillo explicó en su mensaje a la nación que la acción adoptada en Consejo de Ministros surge en respuesta a «los hechos de violencia que algunos grupos han querido crear, mediante el bloqueo del libre tránsito en los accesos a las provincias de Lima y Callao, creando inseguridad y zozobra».

La restricción se da un día después de que al menos 11 de las 25 regiones del país resultaron afectadas por bloqueos de carreteras, en medio del paro iniciado por transportistas de carga pesada el 28 de marzo pasado, ante el incremento de precios de los combustibles.

A las protestas se han sumado de manera progresiva otros gremios de trabajadores del país, frente a lo cual el Gobierno desarrolló el pasado fin de semana una mesa de diálogo con transportistas y agricultores con la firma de algunos acuerdos.

«Los acuerdos se dieron como resultado del diálogo entre los representantes del Ejecutivo, las autoridades locales, los dirigentes de transportistas y agricultores, y la población. Cuando existe disposición y una buena voluntad es posible llegar a entendimientos en beneficio de todos», dijo Castillo.

Los gremios exigen la revisión de los contratos de las concesiones de peajes, direccionar la reserva de carga para los gremios nacionales y la eliminación de la competencia desleal de los transportistas extranjeros, entre otros aspectos. Xinhua