Desaparece Inac Guayana y los trabajadores no saben qué pasará con ellos

0
2851

Los trabajadores de Inac Guayana denuncian que el gobierno está vendiendo las dragas Guayana y  Río Orinoco así como los remolcadores y la lancha que está frente al terminal de chalanas en San Félix.

Los funcionarios públicos aseguran que los venden como chatarra. La preocupación de ellos es que hasta ahora no les han dicho nada. No saben si los van a liquidar, si los van a transferir a otra empresa porque la lógica indica que el río Orinoco seguirá en el mismo sitio por lo que seguirán necesitando trabajadores para atender todas las funciones que genera como canal de navegación.

Lo que están vendiendo como chatarra, cosa que ciertamente es evidente, está en las instalaciones de los talleres base fluvial de Inac.

Joaquín Rosas, representante del grupo de trabajadores del Inac Guayana señala que ellos tienen 18 años sin contrato, o sea desde que llegó este gobierno.

Afirma que todos ganan menos del salario mínimo pues semanalmente cobran 50 mil bolívares, es decir 200 mil al mes, los que trabajan en la draga mientras los de tierra cobran un promedio mensual de 270 mil bolívares.

En cuanto  a los otros pagos, los viatico a los trabajadores que laboran en la draga son 32 mil bolívares  diarios para desayuno, almuerzo y cena y los de tierra no tienen comedor en esto momento.

Tampoco cuentan con dotación de uniforme e implementos de seguridad personal.

No tienen transporte ni terrestre ni fluvial para dirigirse a sus puestos de trabajo y menos suministro de agua.

En la draga se cocina con  leña ya que no tienen suministro de gas y los dormitorios en las naves parecen ratoneras.

Como si todo no fuera suficiente, no hay suministro eléctrico y tampoco boyas a lo largo del río porque están dañadas poniendo en peligro la navegación de los barcos.

Rosas señala un punto interesante como es el alquiler de las dragas y afirma que con el pago de un año de ese servicio se reparan dos dragas.

Resalta que las dos dragas estaban funcionando cuando fueron enviadas para Cuba para hacerles mantenimiento y las regresaron remolcadas y con los motores fundidos, por lo que fueron fondeadas ahí frente al terminal de la chalana de San Félix.

El dirigente laboral expresa que a todos los presidente del Inac Guayana que han pasado en estos 18 años los trabajadores les han participado las irregularidades que hay en esa empresa naviera; han tomado nota pero no hacen nada por los trabajadores, concluye.

Y parece que tampoco harán ahora porque el mantenimiento del canal se lo entregaron a una empresa privada.