¡DESCANSE EN PAZ GENERAL!

0
526

El ingreso del General en Jefe Manuel Piar al Panteón Nacional de Venezuela, ha sido un clamor postergado por años; a ello se han sumado cronistas, historiadores, investigadores, intelectuales; pero muy particularmente, fieles y consecuentes estudiosos de la vida, la obra y el fusilamiento del destacado prócer, quienes a decir verdad, son quienes han mantenido vivo el reclamo que ya ronda el siglo y medio. A ciento cuarenta y seis años de haber sido creado el Altar que honra a los Héroes de la Patria, hoy esas voces, se unen en un solo sentimiento al pueblo venezolano, sus instituciones y autoridades nacionales, regionales y locales, para celebrar el tan anhelado petitorio.

Por todo ello, no dudamos en afirmar que por este acto, impregnado de afecto, consenso y respeto, se comenzará también a saldar una deuda histórica, moral y ética, con el valiente y controvertido patriota americano, cuya obra e insigne figura ha sido injustamente subestimada y desfigurada en las páginas de nuestra literatura e Historia Patria.

CONCURSO BIOGRÁFICO

Ahora bien ¿Qué viene después de alcanzar este anhelado objetivo? Sin duda, se impone una labor de esclarecimiento objetivo de la verdad sobre la actuación de este destacado prócer de la independencia, que contribuya a cerrar el ciclo de suposiciones y especulaciones. En su lugar, se debe abrir la posibilidad para el estudio de aspectos sustanciales de su vida, en torno a los cuales, muchos aún tienen dudas. En este nuevo contexto, urge analizar la peligrosa exclusión de su figura y su legado de las páginas de nuestra Historia.

La tarea que se tiene por delante a partir de ahora, es ardua. Para lograr ese objetivo se propone inventariar, ubicar, publicar o reeditar las obras que se hayan escrito sobre su vida y su ejecutoria en favor de la revolución de independencia; será fundamental identificar los documentos en archivos locales, regionales, nacionales, dentro y fuera del país. Ello facilitará a los interesados, de cara al futuro, la realización de investigaciones y la preparación de una auténtica biografía, documentada y crítica, sobre la egregia figura del General en Jefe Manuel Piar ¿Por qué no impulsar un concurso nacional e internacional para redactarla?

Ello, sin duda, será de notable significación en favor del análisis y posicionamiento historiográfico de su visión geopolítica de la guerra, su percepción táctica y estratégica del proceso emancipador venezolano, suramericano y caribeño, en fin, del pensamiento político e ideológico del General en Jefe Manuel Piar en el complejo proceso emancipador suramericano,de manera amplia, diversa y objetiva. Los interesantes trabajos de Asdrúbal González (1979) y Manuel Alfredo Rodríguez (1971), aunque nos brindan luces sobre estos temas, se centran en su actuación en la Provincia de Guayana en 1817.

Este año se conmemorarán doscientos cinco años del fatídico hecho que involucró la vida del General en Jefe Manuel Piar: su fusilamiento; un acontecimiento que conmocionó la vida de la apartada y convulsionada provincia de Guayana de entonces, base logística, estratégica y geopolítica, en la época, de las instituciones republicanas asentadas provisionalmente en el sur venezolano.

Este aniversario sin duda será distinto, es el comienzo de un nuevo capítulo en la historia que ha rodeado la vida, muerte y los restos mortales de este valiente americano. Para Guayana, el estado Bolívar, sus instituciones y su gente, constituye un gran compromiso: mantener su fidelidad a la memoria de Manuel Piar, fomentar el conocimiento de su impronta libertaria cumplida en Guayana e incrementar el celo con el que hasta ahora ha resguardado su legado y sus referentes culturales, tangibles e intangibles. Para los venezolanos, el homenaje que se le rinde hoy a Manuel Piar, -su ingreso al Panteón Nacional-, perpetuará el reconocimiento eterno al que se ha hecho merecedor como Héroe de nuestra Patria y sellará por la eternidad los lazos y vínculos indisolubles con Venezuela, su pueblo, sus luchas libertarias y la historia republicana de esta nación que contribuyó a erigir ¡Descanse en paz General!

Hildelisa Cabello Requena