Detenido por robar, asesinar y quemar a dos mujeres

0
4800

El Cicpc-Cabudare y la Coordinación de Investigaciones de Delitos Contra Las Personas detuvieron al asesino de Margian y Fredmar.


El asesinato en Cabudare, estado Lara, de dos mujeres que eran pareja, se cometió durante la ejecución de un robo según el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

Aunque en todo el municipio Palavecino y todo el estado Lara muchos asumían el doble crimen como algo pasional, esta hipótesis quedó descartada por el mismo asesino.

Margian Carolina Méndez Sosa, de 24 años, de ocupación barbera y su novia Fredmar Alexandra Meléndez Rodríguez, de 27 años, tuvieron una muerte cruel y despiadada.

Doble homicidio el 3 de enero
El doble homicidio se cometió la madrugada del 3 de enero del 2022, después de salir de una fiesta en la parroquia José Gregorio Bastidas. Fredmar cargaba un celular con el cual acababa de comunicarse con su madre para decirle que iba en camino.

Ni Fredmar ni su pareja llegaron al destino, pues las interceptaron en la Intercomunal Barquisimeto-Acarigua, la invasión Máximino Rojas, adyacente al Centro Comercial Los Cerezos.

Ambas terminaron muertas y quemadas, una de ellas carbonizada.

Bomberos llegaron a lo que presumían un incendio en aquel basurero, pero detectado el hallazgo de los cuerpos el lugar quedó en resguardo como sitio de suceso.

Una baleada y otra apuñalada
La Coordinación de Investigaciones de Delitos Contra Las Personas del CICPC, puso manos a la obra.

A la par del reconocimiento externo del cadáver, se les hizo la necropsia de rigor que pudo determinar cómo había sido asesinada cada una.

Margian Carolina Méndez Sosa presentaba heridas causadas por el paso de proyectil en la región esternocleidomastoidea y otra en la boca. A Fredmar Alexandra, a pesar de quedar carbonización o quemaduras de cuarto grado, le apreciaron una herida con arma blanca.

Investigación del Cicpc paso a paso
El doble homicidio sugería la probable participación de dos o más criminales.

Pero los sabuesos de la Coordinación de Investigaciones de Delitos Contra Las Personas y de la delegación municipal Cabudare, juntaron las piezas del rompecabezas.

Los palavecinenses y larenses quedaron intrigados con el pasar de los días y semanas, con el desenlace del doble homicidio que parecía quedaría impune.

No obstante, el CICPC, mediante una investigación, discreta, pero certera, logró allanar el camino para dar con los victimarios.

Investigaciones de campo, análisis de trazas telefónicas, pesquisas tecnológicas, planimetría, entrevistas y experticias de carácter técnico científico se evaluaron en el devenir del tiempo.

Así, con elementos de convicción y pruebas irrefutables, lograron resolver el caso K-21-0468-00417 y KP01-P-2022-000101. Armando Gruber