EDITORIAL: 19 AÑOS DE APRENDIZAJE

0
2772

Al cumplirse este 9 de junio del 2022, 19 años de la aparición de El Diario de Guayana en la escena pública de nuestra región y el país, obligante y concomitante con la legítima y efervescente determinación de ser herramienta confiable, combativa y determinante del desarrollo integral y sostenible, es para nosotros seguir de pie, no sucumbir ante las dificultades y continuar nutriendo el espíritu y la fe, con el aprendizaje que nos proporcionan la cotidianidad, la insistencia inflexible, sus circunstancias y avatares.

Son 19 años de aprendizaje y observación analítica, crítica y constructiva, pensamiento y acción vigilantes, iluminados por el esplendor mágico y telúrico de ésta cosmografía bendecida por la divinidad, desbordada en recursos, potencialidades y oportunidades al sur del río Orinoco.

Nos enseña con amorosa y fecunda pedagogía de vida, un escenario disímil, único y poderoso, fértil y virgen, que no  sucumbe ante el aburrimiento de la espera, por iniciativas y acciones de progreso racional, civilizado, ordenado, moderno y democrático, bajo la guía institucional del Estado, que ahora renace en Guayana, al impulso de nuevas políticas de fomento económico y desarrollo de la productividad regional, que vemos manifestarse en organismos como la Gobernación y la CVG y sus empresas tuteladas y en sectores expectantes y esperanzados, como el minerometalúrgico, el metalmecánico, el industrial, comercial, turístico, de servicios, agropecuario, forestal, pesquero y piscícola y artesanal, entre otros emergentes, que permite aflorar la emocionante agitación del emprendimiento.

Aplaudimos y alentamos como medio periodístico liberal y democrático, sin más pasiones que el desarrollo sostenido de Guayana, el progreso y bienestar social de su pueblo, como prioridad práctica y urgente, con el protagonismo motivacional, entusiasta e inspirador de la iniciativa privada, del noble y laborioso empresariado y sus dinámicas, creativas e incansables herramientas gremiales e institucionales, merecedoras de nuestro respeto y reconocimiento, por su labor indoblegable y liderazgo social indiscutible.

Celebramos y nos sumamos a la voluntad sinérgica de los sectores públicos y privados, en cualquier circunstancia de nuestra realidad histórica y política, de significativa importancia para los objetivos estratégicos comunes, de abrir escenarios confiables e industriosos de crecimiento económico para nuestra región productiva, para alzarse y mostrarse airosa ante el país y el mundo, como el epicentro de una nueva economía venezolana no petrolera.