En Francia: Macron triunfa sobre Le Pen en las presidenciales

0
370

Según datos oficiales del Ministerio del Interior, con 58.55% de los votos, Macron se impuso otra vez a la candidata de ultraderecha Marine Le Pen, quien obtuvo el 41.8 %, una cantidad que representa el apoyo más fuerte recibido por su partido en su historia.

Esto conlleva a que Macron sea el primer presidente que revalida en el cargo en los últimos 20 años, después de Jacques Chirac en 2002.

En un emotivo discurso de celebración, el mandatario aseguró que agradecía a todos los que le dieron su apoyo y reconoció que su victoria se debía no solo a los que seguían sus ideas, sino también a aquellos que habían votado por él para evitar que la extrema derecha obtuviera el poder.
«Yo entiendo los deberes que vienen con esa confianza por los próximos años», dijo.

Aseguró, además, que tratará de gobernar con un nuevo método y que tratará de atender las preocupaciones de los que votaron en su contra.
«A los que votaron por la extrema derecha les digo que mi responsabilidad y la de mi equipo será atender sus inquietudes», dijo desde el Campo de Marte.

Tras conocer las estimaciones iniciales, Le Pen reconoció la derrota, aunque aseguró que los resultados eran una victoria para su partido, Agrupación Nacional (RN).
«Pudo haber soplado una gran viento de libertad en el país. Los resultados de la votación, los cuales respeto, quisieron otra cosa. A pesar de dos semanas de métodos (de campaña) desleales (…), las ideas que representamos alcanzaron su punto máximo en la noche de las elecciones presidenciales. Con más del 43% de los votos, los resultados de esta noche representan, en sí mismos, una brillante victoria», dijo.

Indicó, además, que el objetivo de su partido ahora son las elecciones parlamentarias de junio.
«Más que nunca continuaré mi trabajo por los franceses. El paisaje de la política francesa se está recomponiendo», dijo.

Las primeras cifras de participación en la segunda vuelta rondaban el 63% del censo, lo que supone casi dos puntos menos que en la primera vuelta de hace quince días y la más baja desde 1969.

Aunque Macron llegó a la segunda vuelta con una ventaja estable en las encuestas de opinión, los analistas alertaron que no se debía dar por segura su victoria.

Sin embargo, su posición mejoró en los últimos días de campaña, principalmente tras el debate preelectoral del miércoles.

Televisoras locales mostraban a miles de partidarios de Macron celebrando en las calles y alrededor de lugares emblemáticos de la capital francesa, como la Torre Eiffel.

De acuerdo con el periodista de la BBC, Hugh Schofield, quien se encuentra en París, «la amenaza de la extrema derecha resultó exagerada en las encuestas».»Sin embargo, sigue siendo la mayor votación jamás obtenida por los nacionalistas. Combinado con la altísima tasa de abstenciones y votos nulos, se confirma la impresión de un país dividido e infeliz», indica.

La segunda vuelta de esto domingo mostró una diferencia más estrecha entre los candidatos que los resultados obtenidos en 2017, cuando el centrista obtuvo el 66% de los votos, frente al 33.9 % de la candidata de ultraderecha.

En la primera vuelta de hace dos semanas, Macron obtuvo el 27,6% de los votos, mientras que su oponente se llevó el 23,4%.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y numerosos líderes europeos felicitaron a Macron por su victoria.
Y es que los resultados han sido vistos como un respiro para el bloque regional por la posición pro-europea de Macron y los comentarios críticos de Le Pen hacia el bloque.
Aunque la candidata se retractó de sus ideas iniciales de buscar la salida de Francia del bloque, existía el temor de que sus políticas afectaran la unidad de la UE, sacudida en los últimos años por la salida de Reino Unido, la elección en 2016 de Donald Trump y el ascenso de una nueva generación de líderes nacionalistas.

«El mayor suspiro de alivio ha venido de los líderes de la UE. Como presidente, Le Pen habría sido vista como una amenaza existencial para la Unión, ya que es una euroescéptica abierta, mientras que es difícil encontrar a alguien más entusiasta de la UE que Emmanuel Macron», escribe desde París la periodista de la BBC Katya Adler.
No obsante, la preocupación por los resultados de la extrema derecha llegó incluso del propio gobierno de Macron.

El ministro de Salud, Olivier Véran, aseguró que no quería «estropear la victoria», pero que estaba preocupado por el número de votos obtenidos por Le Pen. «También hemos escuchado el mensaje del pueblo francés. Habrá un cambio de método, se consultará al pueblo francés», dijo.