España se convirtió en pista de aterrizaje para la basura espacial

0
168

La comunidad española está aturdida y preocupada, luego de que al menos tres objetos misteriosos cayeran desde el espacio en el suroeste del país.

Primero se descubrió una extraña esfera negra en Mula, una localidad de la región de Murcia la pasada semana, y después, durante el fin de semana, un objeto parecido, pero más pequeño, apareció en Calasparra, a unos 30 kilómetros del primero, en la misma región.

«La mañana del 3 de noviembre cuando apareció el primer objeto en Mula, hay varios testigos que dicen que vieron varias bolas de fuego, entre seis y siete bolas de fuego caer del cielo», dijo este jueves María José Gomariz, portavoz de la localidad de Calasparra.
«O las bolas de fuego eran dos solamente, pero a simple vista parecían más… O han caído en una zona por la que nunca pasa nadie», añadió.
A pesar de que es una situación extraña, los misteriosos objetos parecen no suponer un riesgo para la humanidad, puesto que se determinó que no eran radioactivos y no suponían un peligro para la salud.
Los misteriosos objetos espaciales fueron llevados a la ciudad de Cartagena, al Centro de Referencia Nacional de Formación Profesional Química.

«La información que teníamos era que podría ser un depósito auxiliar de combustible de un cohete», dijeron fuentes de la guardia civil en Murcia.

Un tercer objeto apareció el martes en Elda, en la vecina región de Valencia, donde un granjero encontró un objeto que parecía de metal en su campo y llamó a la policía.

Agentes especializados acudieron al lugar y tras determinar que no presentaba ningún peligro, lo llevaron a una comisaría cercana en Alicante.

«La información que se tiene ahora mismo es que parece que es un trozo de algún tipo de aeronave, diferente de un avión comercial, que pudiera ser un trozo de satélite o similar», dijo un portavoz policial a la AFP.
Según la NASA, más de 500.000 piezas de basura espacial orbitan alrededor de la Tierra, y unos pocos restos caen cada año a tierra.

«Houston, tenemos un problema», decía un editorial del diario El País, en el que se afirma que «aunque ya se han tomado algunas medidas para abordar el problema, estamos lejos de la solución».
«Aparte de muy caro, tampoco resulta nada fácil idear un sistema de recogida de basuras que salga a barrer el espacio», concluyó.