Falleció Monseñor Aldo Giordano

0
3953

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) informó este jueves el sensible fallecimiento de Monseñor Aldo Giordano por causa del covid-19, quien fue Nuncio Apostólico en Venezuela desde octubre de 2013 hasta mayo de 2021.

Desde su llegada a Venezuela en 2013 se comprometió con la causa del Dr. josé Gregorio Hernández y acompañó las iniciativas de diálogo en momentos turbios del país. Actualmente había sido designado como Nuncio Apostólico para la Unión Europea por decisión del papa Francisco,

La información fue difundida a través de la red social Twitter de la CEV, en la que lamentaron su profundo pesar.

Giordano venía desempeñándose como nuncio de Venezuela desde 2013, en relevo de Pietro Parolin, quien fue designado como Secretario de Estado del Vaticano. Ocupó este cargo durante siete años.

La causa de beatificación

La última tarea Giordano como diplomático fue la celebración de la ceremonia de beatificación de José Gregorio Hernández el 30 de abril de 2021. Desde su arribo al país suramericano atestiguó su deseo por la beatificación del ‘Médico de los Pobres’.

De hecho durante la homilía de la beatificación confesó que llegó a Venezuela el mismo día del nacimiento del beato, por lo que prometió no marcharse hasta no lograr el cometido que a la fecha llegó a 72 años.

“Durante su labor como Nuncio Apostólico en el país, Mons. Aldo Giordano brindó gran atención a diversos aspectos importantes para la Iglesia en Venezuela, entre ellos, la promoción de la misión evangelizadora, la cual siguió de cerca”, añadió el episcopado.

Monseñor Aldo Giordano

Monseñor Aldo Giordano nació el 20 de agosto de 1954 en Cuneo. Ordenado sacerdote en 1979, se licenció en la Facultad de Teología del Norte de Italia en Milán y se licenció en Filosofía en la Pontificia Universidad Gregoriana. Para su investigación doctoral se dedicó al pensamiento de Nietzsche. Durante el período de sus estudios en Roma colaboró como vice párroco en la Parroquia del Santísimo Sacramento en Prenestina.

De 1982 a 1996 fue profesor de filosofía en el Estudio Teológico Interdiocesano y en la Escuela Superior de Ciencias Religiosas de Fossano (Cuneo). A nivel diocesano enseñó durante algunos años historia de la filosofía en el liceo clásico del seminario, impartió cursos de ética en la escuela de teología para laicos, colaboró como vice párroco en la parroquia de S. Pio X de Cuneo y siguió la pastoral diocesana en los ámbitos de la política, la economía, la medicina y la cultura. Sus investigaciones y publicaciones se dedican en particular a la filosofía contemporánea, la ética y el tema del cristianismo y Europa. Con información de la CEV | VATICAN NEWS