Favenpa pide reactivar créditos para comprar carros

0
863

Omar Bautista negó que las sanciones hayan impactado en la producción de partes y autopartes porque el descenso se registra desde antes de 2016

El presidente de la de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa), Omar Bautista, advirtió  que en lo que va de 2022 solo se han ensamblado dos vehículos, lo que perjudica directamente al sector de partes y autopartes porque el 42% de sus ingresos provienen de ese sector.

Tras ser entrevistado en Globovisión, Bautista explicó que también abastecen el mercado de reposición y se dedican a exportar, pero estos se han visto afectados de igual forma por la situación actual del país.

Recordó que en 2015 el sector de partes y autopartes se vio perjudicado   cuando el gobierno  manifestó a las ensambladoras que no tendrían acceso a las divisas y que tenían que buscar un nuevo modelo de negocios para hacerlo sustentable, como fue en su momento la importación de vehículos en dólares y que entonces no fue exitoso por la dificultad de los venezolanos para renovar su carro.

Lo que pasó -contó el presidente de Favenpa-  es que se alcanzaron  altos inventarios y al mismo tiempo se paralizó la producción de vehículos. Eso, junto   a la actualización de los equipos para generar nuevas piezas, hace que se requieran grandes inversiones  para nuevos modelos.

En los actuales momentos -recordó-  que el parque automotor de Venezuela está “fatigado”luego de 22 años sin poder renovarse. Insistió en la necesidad de que se reactive el mercado porque  genera muchos empleos. Después de Cuba, el parque automotor venezolano   es el más viejo de Latinoamérica.

Bautista destacó -asimismo- que es importante que se reactive el crédito para que la gente pueda comprar nuevos carros y  a  manera de ejemplo señaló que en otros países, las personas pueden dar su bien como parte de pago para adquirir un modelo más reciente.

Adicionalmente, el presidente de Favenpa negó que las sanciones impuestas por Estados Unidos impacten en la fabricación  de partes y autopartes al recordar que desde 2007 hay un descenso progresivo de la producción, ya que también  hay preferencia por las importaciones en detrimento de lo hecho en Venezuela.  CL/GV