Gobierno y oposición abren negociaciones

0
1569

El gobierno de Nicolás Maduro y la oposición comenzaron este viernes en República Dominicana negociaciones para buscar salidas a la grave crisis venezolana.

 

Los delegados de Maduro y la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se sentaron cara a cara en la mesa, en la cancillería dominicana, tras sostener encuentros previos por separado con los acompañantes internacionales del proceso, constató la AFP.

«Venimos determinados a luchar por los derechos básicos de los venezolanos, derecho a la salud, derecho a la alimentación, derecho al voto, derecho a la democracia», declaró Julio Borges, líder de la delegación de la MUD, a una treintena de periodistas antes de ingresar a la sede diplomática.

«Escucharemos lo que la oposición viene a decir, pero nosotros venimos a exigir el cese inmediato de las agresiones económicas contra Venezuela», expresó por su parte Jorge Rodríguez, principal negociador del chavismo, refiriéndose a las sanciones financieras de Estados Unidos contra Venezuela, por las que responsabiliza a la MUD.

Esta ronda de negociación se extenderá hasta hoy sábado.

El presidente del país anfitrión, Danilo Medina, dijo esperar que la «buena voluntad» se imponga con resultados positivos. «No es un diálogo, sino una negociación. Tenemos la esperanza de que podamos sacar algo importante», comentó el jueves.

Las partes vuelven a la mesa tras acercamientos frustrados entre 2014 y 2017 por acusaciones mutuas de incumplimientos.

Sectores de la oposición se oponen a los contactos por considerar que son una «treta» del gobierno socialista.

Para Luis Vicente León, presidente de la encuestadora Datanálisis, el escepticismo «es natural», pero piensa que la arrolladora inflación y la aguda escasez de alimentos y medicinas podrían forzar a las partes a cerrar acuerdos. Esta vez «los dinamizadores de la negociación son económicos», dijo a la AFP.

Según el analista, el gobierno podría estar dispuesto a dar «oxígeno» al sector privado para dinamizar la estancada economía, pues «la cabeza de Maduro» deja de estar entre las exigencias inmediatas de la MUD tras protestas que dejaron unos 125 muertos entre abril y julio.

La agenda

La MUD plantea como principales demandas la apertura de «un canal humanitario» para la entrada a Venezuela de alimentos y medicamentos, así como «condiciones justas» de cara a las elecciones presidenciales de 2018.

Maduro, quien aspirará a la reelección según anunció su vicepresidente Tareck El Aissami, exige a sus adversarios que aboguen por el fin de las sanciones que prohíben a funcionarios y entidades estadounidenses negociar nueva deuda de Venezuela y de su petrolera PDVSA.

Jorge Rodríguez tildó el viernes a las sanciones de «bloqueo económico».

El presidente venezolano intenta refinanciar la deuda externa, estimada en unos 150.000 millones de dólares.

Para ello necesita la aprobación del Parlamento, de mayoría opositora, declarado en desacato por una justicia -según la MUD- «secuestrada» por el gobierno, y cuyas funciones se adjudicó la Asamblea Constituyente impulsada por Maduro, que no es reconocida por varios países.