Gremios docentes dicen que no han llamado a paro, pero insisten en protestar el 9 de enero

0
1898

Docentes de distintos estados venezolanos aseguran haber recibido mensajes con una convocatoria a no acudir a las aulas el 9 de enero, día en el se reanudan las clases en el país, como protesta a los bajos salarios del sector educativo. Sin embargo, diversos gremios de educadores explicaron este jueves 5 de enero que no han llamado a ningún paro a nivel nacional para inicios de 2023.

“No hemos llamado a paro el 9 de enero, lo que hay es una convocatoria para una protesta nacional ese día lunes. La estamos promoviendo con diferentes organizaciones sindicales como el Colegio de Profesores, el magisterio, el Colegio de Licenciados y otros gremios que están respaldando esta protesta. Tenemos confirmados más de 18 estados que van a salir», expresó Griselda Sánchez, presidenta de Formación de Dirigentes Sindicales (Fordisi).

En redes sociales también han circulado publicaciones que llaman a los maestros a no dar clases. Sobre ello Carmen Teresa Márquez, directiva de la Federación Venezolana de Maestros (FVM), dijo que no tiene información sobre un paro convocado por representantes sindicales.

Márquez afirmó que “ahora mismo” no tienen noticias de paro. Sin embargo, recordó que la problemática no solo le compete a los maestros, sino también de los empleados públicos, del sector salud, del universitario. «Tenemos que ponernos de acuerdo para organizarnos y protestarle al Gobierno por aumento salarial inmediato. Seguimos exigiendo una reunión con la vicepresidencia».

El Colegio de Profesores de Venezuela (Fenaprodo-CPV) también desestimó el ir a paro como reclamo a las malas condiciones del sistema educativo. En cambio, seguirán concentrándose en las calles hasta que el gobierno de Nicolás Maduro ofrezca respuesta a sus solicitudes.

Raquel Figueroa, especialista en Políticas Educativas y dirigente sindical de Fenaprodo-CPV señaló que “aunque el paro es un derecho, no se va a arrancar con eso. Si las exigencias aún no son tomadas en cuenta, a pesar de la jornada de lucha nacional que se va a hacer, pues indudablemente estaría contemplada la ascendencia de la protesta. Y esa ascendencia tiene que ver, ahora sí, con un paro”.

Irán al Ministerio de Educación

Gricelda Sánchez precisó que los docentes se concentrarán frente al  Ministerio de Educación, , en el centro de Caracas, el 9 de enero. Recordó que la abrupta subida del dólar y la inflación del país han devaluado el sueldo, por lo que exigen una contratación colectiva donde el cálculo salarial se haga en función de la divisa estadounidense.

“Lamentablemente no se firmó una contratación colectiva que permita que los trabajadores puedan estar todos los días en las escuelas. Para el mes de noviembre del año pasado un docente activo de nivel 4 estaba ganando entre 90 y 100 dólares al mes. Hoy no llega a 30 dólares. Entendemos que no somos un país que imprime dólares, pero la economía se maneja bajo esta moneda”, dijo Sánchez.

También indicó que el paro docente no es una acción descartable este año, pero que es un tema que debe asumirse conjuntamente con las federaciones ya que se deben cumplir una serie de requisitos para hacerlo posible.

Una semana de protestas 

La segunda semana de 2023 será de protestas para Venezuela. El sector público, incluyendo jubilados y pensionados, ha anunciado no menos de cuatro manifestaciones a partir del 9 de enero.

“El Cendas, que es el que da los resultados de la canasta alimentaria, cerró que en noviembre necesitábamos 475 dólares para cubrir la cesta. Se necesitaban 40 sueldos mínimos para comprar lo básico. Tenemos que seguir en las calles, porque estos sueldos son de hambre”, puntualizó Edgar Machado, presidente del Sindicato Venezolano de Maestros del Distrito Federal (Sinvema).

El 13 de diciembre de 2022, sindicalistas informaron que se concentrarían en las calles los días 15 y 23 de enero de 2023. De igual forma, el Frente en Defensa de los Jubilados y Pensionados del país señaló que realizará una marcha hasta la Defensoría del Pueblo para consignar un documento de exigencias, el próximo 11 de enero.

 

Efecto Cocuyo