Incapacidad y dolores del hombro pueden combatirse sin operación quirúrgica

0
1676

Un traumatólogo venezolano, radicado en Florida, ve en el uso de ácido hyalurógico, extraído de las crestas de los gallos, una alternativa para retardar la cirugía en pacientes por razones de edad y falta de recursos económicos

Miami, Florida.- El traumatólogo venezolano, Fernando Gómez Aguado, egresado de la Universidad de Oriente, con amplia experiencia médica en su país natal, Venezuela  y radicado actualmente en Miami, Florida, donde gerencia una Casa de Salud especializada en la atención de adultos mayores, sostiene que la medicina moderna permite retardar temporalmente la incapacidad laboral y dolorosa del hombro, sin la intervención quirúrgica.

 “Inyectar ácido hyalurónico en pacientes que no pueden ser operados por razones de edad o por falta de recursos económicos, no cura las lesiones, pero es clínicamente una   alternativa válida para permitir la movilidad, la viscosidad y la elasticidad temporal  de la articulación afectada, en trabajos que no demanden un gran esfuerzo físico”, expresa, convencido que el dolor del hombro no tiene por qué considerarse  como algo necesariamente incapacitante.

Enfatiza que la cirugía sigue siendo lo más aconsejable. “En eso, los cirujanos traumatológicos somos los más expertos, pero he podido ayudar a mis pacientes con una inyección para aliviar el dolor y lograr la movilidad del hombro, de manera muy notable, permitiéndole de manera temporal asumir sus labores, sin mayores inconvenientes”.

De estas experiencias, el Dr.  Gómez Aguado quien es especialista en ortopedia infantil y patologías del hombro, logró completar un amplio trabajo de investigación que tuvo oportunidad de exponer  en un Congreso Venezolano de Traumatología y Ortopedia y ante colegas traumatólogos en Colombia, país en el cual esa investigación fue publicada, con muchos elogios, en una revista de ciencias de la medicina. Explica que en el hombro son cada vez más frecuentes las afecciones por bursitis, tendinitis, síndrome de pinzamiento subacromial y lesiones del manguito rotador de la cavidad articular. Esto fundamentalmente como consecuencia del desarrollo creciente de la actividad industrial.

El trabajo titulado “Evaluación del uso del Synvisc (Hylan G-F 20) en la articulación Glenohumeral dolorosa”, se basa en el estudio realizado a un grupo de pacientes seleccionados en forma aleatoria, de acuerdo a su patología y sus consecuencias a posteriori. Esa investigación médica se realizó en Venezuela, con apoyo financiero y tecnológico del Laboratorio Novarti.

En su totalidad, la investigación se basa en experiencias en pacientes que se presentaron a consulta médica con diferentes patologías de hombro doloroso e incapacidad funcional. “Decidimos colocar experimentalmente el Synvisc en dicha articulación, aprovechando que dicho medicamento proporciona un buen avance de tratamiento con la viscosión y elasticidad que proporciona  a las articulaciones”nos dice y agrega que “en total, el experimento se hizo con halagadores resultados  en gran parte de 25 pacientes, catorce mujeres y once hombres, en edades comprendidas entre los 25 y 50 años, con diferentes actividades laborales y sin antecedentes de patología de base”.

A todos esos pacientes traumatológicos se les realizó resonancia magnética  y a diez se les hizo artroscopia después de la colocación del medicamento, por la no mejoría del dolor y la persistente incapacidad funcional del hombro.

Enfatiza Gómez Aguado que en los pacientes que tienen patologías articulares hay una disminución de ácido hyalurónico, sustancia que le da elasticidad, viscosidad y lubricación a la articulación del hombro y por tanto le permite la movilidad.

“Este ácido se encuentra presente en cada una de las articulaciones de nuestro cuerpo y ellas se encargan de producirlo, pero cuando se presenta la carencia del mismo hay que compensar dicha pérdida y el medicamento utilizado para el estudio tiene como principio activo el Hilagan GF 20, ácido hyalurónico extraído de la cresta de los gallos.

El compuesto tiene un alto peso molecular, incluso superior al que poseemos en nuestras articulaciones y al colocarlo estimula la producción de ácido hyalurónico, al tiempo que genera un colchón amortiguador de alivio en el paciente, pues su articulación ya no está chocando o rozando con el tendón del músculo u otra articulación. “Entonces ocurre la mejoría” expresa Gómez.

Indica que el medicamento debe ser colocado por tres semanas y el paciente luego irá a rehabilitación, entonces en base a los resultados obtenidos se hace el estudio, para determinar si necesita artroscopia o continúa con antiinflamatorios y el fármaco.

– Se ha visto que el fármaco puede colocarse en la articulación del hombro en un máximo de seis veces, más de eso no, pues si el paciente no mejora es indicativo de que hay una lesión más grande-.

Indica Gómez que la ventaja en el uso del Hilagan GF 20 es que mejora la actividad del paciente y retrasa la cirugía, a la que generalmente las personas tienen miedo, sobre todo en la articulación del hombro.

“El medicamento se ha usado en pacientes que son beisbolistas, tenistas y en cirugía maxilofacial, casos donde se ha obtenido una mejoría total”.

Además, el Dr. Gómez y su equipo realizaron otro estudio, aunque vago, con tres pacientes que presentaban artrosis en el hombro, a quienes se les suministró el  fármaco y han recuperado su movilidad y refieren que no tienen dolor.

“Son pacientes ancianos de 80 años, a quienes se les complica ser sometidos a una cirugía, porque tienen problemas cardiovasculares. Recuperar la movilidad es muy importante porque es una articulación totalmente artrósica y así se trata de mejorar su calidad de vida”.

Utilizando un programa estadístico y variable, con pacientes en estudio I y II de Neer, en bursitis subcromial, capsulitis, en traumatismos y en causas mecánicas, los resultados fueron bastante interesantes. Un grupo presentó mejoría de 70% , un 20% no tuvo mejoría y los resultados en un 10% fueron inciertos. Gómez Aguado indica que a estos últimos se les  realizaron artroscopia y se les tomó biopsia para determinar alguna eventual reacción inflamatoria del medicamento. “También pudimos hacer una escala adecuada, para la colocación por vía arteroloateral, en el hombro. El comportamiento de esta articulación ante el medicamento no es el  mismo de la rodilla. “Por eso usamos diferentes dosis, hasta lograr el alivio del dolor y facilitar el movimiento de la articulación en  un rango que no se podía hacer sin la aplicación de la medicina”.

 Perseverante en la actualización traumatológica, Gómez Aguado acaba de participar bajo la dirección del Dr Alejandro Badía en un curso en el Centro de Hombros en Florida, con médicos de Alemania, Austria, España y Usa. Reside en Miami, desde el 2015 y gerencia en Coral Gables,  con su esposa valenciana, Carolina Castillo Carmona, también médico, una franquicia norteamericana de salud, “Home Care Assistance” especializada en prestar servicios de enfermería, a personas mayores, para un mejor control de tratamientos postoperatorios, alzheimer, demencia, cáncer o algún otro padecimiento, en sus hogares, con ausencia o presencia de sus familias.  “Es una atención domiciliaria excepcional. En el caso de personas que viven solas, incluye asistencia para acudir a citas médicas, actividades recreativas y acompañamiento para compras o diligencias bancarias, si ese es el caso”. Eso les permite vivir de manera independiente y segura, con apoyo de personal de salud altamente especializado.

HABITOS SANOS Y DEPORTE AYUDAN MUCHO

En mucho, las patologías de hombro pueden prevenirse llevando una vida sana y practicando deporte, porque mientras más movilidad tenga la articulación más se evitarán las lesiones artrósicas. La alimentación con vegetales verdes y el consumo de huevos y carnes blancas aumentan la producción de ácido hialurónico. Una buena recomendación para las mujeres, es tomar suplementos de calcio y hacer ejercicio para evitar ser víctima de la osteoporosis, o de la osteoartritis al  llegar la menopausia. Evaristo Marín / Fotos:  L.G,González Bruzual.