La selección polaca derrotó 2-0 a Arabia Saudita en la segunda jornada del Grupo C

0
2978

El talentoso mediapunta, que está brillando en la liga italiana con el líder Nápoles, celebró su décima diana con la selección.

Szczesny salvador
El gol no cambió la dinámica del partido y Arabia Saudita siguió percutiendo hasta que en el minuto 45 Bielik golpeó por detrás a Al-Shehri, quien se desplomó en el área.

El penalti, señalado tras revisión del VAR, quedó en manos del capitán Salem Al-Dawsari, el héroe ante Argentina con el espectacular gol de la victoria.

En una fabulosa doble parada, Szczesny voló en una espectacular estirada para despejar el lanzamiento de Salem y después se levantó a tiempo de desviar el segundo intento de Mohammed Al-Burayk.

Tras el descanso, el arquero de la Juventus volvió a salvar a Polonia al despejar otro disparo de Salem tras un barullo en el área.

Cuando estaba acorralada, Polonia logró sacudirse el dominio saudita y rozó el 2-0 con disparos casi consecutivos a los palos.

Arkadiusz Milik, delantero de la Juventus y gran novedad del once inicial, fue el primero en cabecear al travesaño un servicio desde la izquierda en el minuto 63.

Y solo dos minutos después Lewandowski se adelantó a la salida del arquero pero su remate con la rodilla chocó también con el palo.

Luchando por brillar en su probable último Mundial, Lewandowski encontró su gol al aprovechar un mal control de Abdulelah Al-Malki frente al área saudita, arrebatarle la pelota y definir con sangre fría en el mano a mano ante el arquero.

El ariete del Barcelona, un futbolista con más de 600 goles en su extraordinaria carrera, no pudo evitar emocionarse ocultando su rostro en el césped durante unos segundos rodeado de sus compañeros.

El polaco todavía tuvo otra oportunidad de ampliar su cuenta ante una Arabia Saudita que ya espera a México el miércoles para una última jornada de infarto.

AFP