Licenciaturas en Matemáticas están en riesgo de extinción de las universidades públicas

0
369

Suma de problemas, resta de financiamiento, deserción de estudiantes y docentes que se multiplica exponencialmente y división de esfuerzos. En líneas generales, este es el paisaje actual de un gran número de escuelas y departamentos de matemáticas de las universidades públicas en Venezuela. ¿Podrá revertirse?

Recientemente,la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales de Venezuela (Acfiman)organizó el Foro “Reflexiones sobre los estudios universitarios de matemáticas en Venezuela”.

La doctora Liliana López, presidenta de la mencionada institución académica, reconoció que, cuando asumió las riendas de la corporación, se propuso trabajar estrechamente con las Comisiones y Comités de Asesoría Técnica de Acfiman.

Recordó que una de las primeras personas que contactó fue al doctor Carlos Di Prisco, director de la Comisión Permanente de Matemáticas Puras, debido a la “necesidad de hablar sobre los problemas que afronta nuestro país en cuanto al estado actual de los estudios de matemáticas. Este foro se convierte ahora en otra de mis tareas dentro de la Acfiman”.

Crisis estructural

La situación pasó de ser coyuntural a estructural. “A simple vista, luce preocupante, principalmente por la falta de profesores y la drástica disminución del número de estudiantes. Es impactante el grado de deserción en las universidades”, admitió el doctor Di Prisco, Individuo de Número (Sillón 27) de la Acfiman y moderador del foro.

El académico también resaltó las carencias formativas de los profesores de matemáticas en la educación primaria y secundaria, así como la dispersión o el cese de los grupos de investigación de posgrado. Para efectos del foro de la Acfiman, la discusión se circunscribió al ámbito de pregrado.

Los estudios universitarios de matemáticas son de reciente creación en el país. Formalmente, iniciaron en 1958 con la creación de la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Venezuela (UCV, que estableció “un ambicioso programa de estudios con cursos de análisis, álgebra y geometría”, precisó el doctor Di Prisco.

Sin embargo, desde la época colonial se desarrollaron estudios en matemáticas, principalmente para la formación de ingenieros militares o civiles.

Otros antecedentes mencionados por el académico fueron la creación de la primera Cátedra de Matemáticas en la antigua Universidad de Caracas (hoy UCV) en 1827 y la creación de la Academia de Matemáticas de Caracas en 1831.

En el foro de la Acfiman participaron docentes de la Universidad de Carabobo (UC), Universidad del Zulia (LUZ), Universidad Central de Venezuela (UCV), Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA) y Universidad de Los Andes (ULA).

Menos alumnos y docentes en fuga

Por ejemplo, en la Universidad de Carabobo, la primera ola de jubilaciones masivas ocurrió en 2014. Ya para 2017, cuando empezó a evidenciarse la crisis, el número de profesores bajó de treinta a siete. Además, el flujo de estudiantes mermó, pero no se extinguió gracias al uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC).

“Tenemos un volumen de estudiantes que realmente no quiere estudiar la Licenciatura en Matemáticas, pero usan la carrera para cambiarse a otras, mayormente a la Licenciatura en Computación. Actualmente, tenemos 140 estudiantes de la carrera, pero es una ficción”, dice Luis Ángel Rodríguez, profesor y director del Departamento de Matemáticas de la Universidad de Carabobo(UC).

En 51 años, han egresado 109 licenciados en Matemáticas de la Universidad del Zulia (LUZ). De 12 líneas de investigación activas en el pasado, en la actualidad solo quedan 2. La matrícula estudiantil tampoco goza de buena salud: hay 22 estudiantes activos. Ni hablar de la plantilla docente: Apenas 17 profesores.

“A la gran mayoría no les agrada la matemática; y a quienes sí, aprenden de manera casi autodidacta”, sostuvo Tobías Rosas, profesor del Departamento de Matemática de la Universidad del Zulia.

Para el profesor de LUZ, la generación de relevo “es prácticamente inexistente. Después de 2016, todos los egresados se fueron del departamento o del país”.

Máximo Hidalgo, profesor de la Escuela de Matemática de la Universidad Central de Venezuela (UCV),  indica que la Licenciatura en Matemática cuenta actualmente con 175 estudiantes (64 son nuevo ingreso), con una tasa de abandono del 23,3 %.

Por su parte, la tasa de cambio a otras carreras es del 58 %, es decir, más de la mitad de los inscritos no culminan la carrera. “Si bien tenemos una tasa importante de ingreso estudiantil en los primeros semestres, la mayoría se va”.

Aunque el número de estudiantes no es el deseado, la parte profesoral -conformada por 43 docentes- es la que mayor preocupación le genera. “La política académica no debe ser ajena al contexto económico. Si queremos tener doctorantes, profesores a dedicación exclusiva y profesores que vayan subiendo en el escalafón, eso tiene que tener una contraparte económica”.

Si bien la Licenciatura en Matemática no ha tenido gran convocatoria en ningún lado del mundo, “la situación venezolana es dramática”, s confiesa Luis Astorga, profesor del Departamento de Matemática de la Universidad de Los Andes (ULA).

La “caída libre” en la ULA se vivió durante el período 2016-2023: 175 ingresos y 31 egresados en Matemática. “Todos los becados abandonaron el país”, alertó.

“Hemos tenido que contratar a estudiantes para que enseñen a otros estudiantes sin darles una mínima formación docente”. La planta profesoral actual es de 21 docentes.

Banca y Negocios

Manténte bien informado y recibe nuestro resumen de noticias. Únete al grupo de WhatsApp o canal de Telegram  Síguenos en Instagram: @eldiariodeguayana