Los drenajes de Puerto Ordaz

0
668

Las fuertes lluvias caídas en Ciudad Guayana y en todo el estado Bolívar el sábado 24 de octubre, desde las 6 de la tarde hasta la madrugada del domingo, un promedio de 10 horas de lluvias, revela que no estamos preparados para enfrentar un fenómeno natural de tal magnitud.


Las fuertes precipitaciones con truenos, rayos y relámpagos, dejaron pérdidas materiales que lamentar tales como árboles caídos, varias cárcavas y muchas familias damnificadas.

Este trágico acontecer se remonta o nos hace recordar a la tragedia de julio de 1964, cuando hubo una fuerte lluvia de casi 12 horas ininterrumpidas, también en horario nocturno, fuertes precipitaciones con truenos, rayos y gran cantidad de relámpagos, que causaron pánico y zozobra en la pequeña población de apenas 10 mil habitantes.

Esta tragedia trajo como consecuencia el desbordamiento del río Caroní por el sector de La Laguna, que bordea los barrios La Curva, Los Oleandros y La Españolita, durante el cual se registraron pérdidas materiales como casas anegadas o inundadas, equipos y enceres dañados, y varias familias damnificadas, las cuales fueron evacuadas y reubicadas en San Félix, aparcelados en la urbanización Bella Vista y los barrios La Gallina, Las Batallas, Loma Colorada y El Palito.

La falta de preparación para la prevención de los desastres naturales pasa por evaluar la información que se tiene y básicamente saber qué tipo de territorio es Venezuela.

Gran parte del país forma parte de la cuenca del Orinoco y la cantidad de ríos con que cuenta, hace que casi ninguna parte esté exenta de desbordamientos e inundaciones, aunque están claras cuáles son las zonas más vulnerables.

Por otra parte, falta un buen proyecto de planificación para un buen drenaje, gran causante de las cárcavas que se forman en muchos sectores de la ciudad. La falta de un buen sistema de drenaje forma pozos de aguas negras sin salida, que van erosionando y solapando lentamente, y en futuro forman las quebradas y las grandes cárcavas.

La ciudad de Puerto Ordaz, por su composición geográfica en el centro, sale favorecida en su drenaje general, ya que todas las aguas bajan por gravedad. Sin embargo, hay sitios estratégicos donde la fuerza de gravedad no favorece a la salida del agua, tales como el barrio Los Monos, que es plano en su relieve y requiere de un buen drenaje para la salida de sus aguas. Exactamente, y a propósito de los diseños de drenajes, también tomamos en cuenta la red de cloacas.

El proyecto de la red del centro de Puerto Ordaz, que baja desde las urbanizaciones Villa Alianza, Villa Colombia, Chilemex, Campo B-2, Villa Brasil, Villa Central, Centro Comercial Caroní, Trébol, carreras Padre Palacios, Upata, Guasipati; calle La Urbana, urbanización Los Peregrinos, tiene su centro de salida o evacuación en la urbanización Orinoco, utilizando un canal que cruza por todo el centro y crea muchos problemas a sus habitantes.

Entre los problemas más comunes se cuentan los malos olores, zancudos, dengue, debido a que el canal que conduce las aguas negras está al aire libre, directamente a la laguna de defecación sin que hasta los momentos ningún organismo solucione esta problemática.
Toda comunidad o urbanismo que se vaya a construir, debe tener o contar con un buen proyecto de drenaje para su normal funcionamiento y evitar mayores problemas de erosión o formación de cárcavas a futuro.

[email protected]