Merino: En una economía controlada

0
137

SOLO UN GRUPO SE BENEFICIA

«Una economía controlada solo sirve para que un grupo de amigos del gobierno se enriquezcan», así se expresó el economista Braulio Merino Alonso, al ser consultado en torno a las medidas anunciadas por el Gobierno Nacional en torno al mercado de divisas.

«El Gobierno Nacional está empeñado en mantener el problema económico nacional, por cuanto lejos de tomar medidas prácticas para agilizar las transacciones, toma medidas que; en la búsqueda de mantener controlada la economía, complican más el proceso y generan una incertidumbre en los precios que hace que los empresarios sean presa fácil de los funcionarios públicos».

Resaltó que por un lado se mantiene el dólar a Bs. 6.30 para la compra de alimentos y medicinas, lo que constituye una aberración por cuanto solo un grupo de beneficiados serán los que tienen acceso a esos dólares y el resto tienen que acudir al SICAD; continuo Merino, por otro lado está el SICAD con un dólar cuyo valor es una incertidumbre y por ultimo tenemos el SIMADI cotizándose a Bs. 170 el dólar.
«Parece mentira, pero es cierto que los productos no regulados han aumentado de precios en menor proporción que los regulados y eso es una muestra de que la Ley de Oferta y Demanda es inviolable, aunque altos funcionarios del Gobierno pretendan cambiarla mediante decretos que solo han conducido a crear el escenario de desabastecimiento y escasez imperante en el país».

Considera que el Gobierno debe liberar definitivamente el mercado de divisas y los precios de todos los productos para que la economía retome su crecimiento y se frene el desabastecimiento y la escasez y con el ahorro generado al dejar de subsidiar los productos, debe crear una cesta básica para compensar a las familias de escasos recursos.
Comentó que «todos los países industrializados utilizan la política de subsidios directos a familias en difícil situación pero no existe en el mundo ninguna economía que aguante el aplicar subsidios de carácter general a toda la población».

«En economía no se puede aplicar la doble moral; el Gobierno trata de obtener el mayor beneficio posible en la venta de los productos que controla; aluminio, petróleo, acero, etc. Y podemos afirmar que lo que es bueno para el Gobierno debe ser igual para el sector privado, y si eso se aplica, a corto plazo veremos cómo se acaba la guerra económica, el desabastecimiento, la inflación y la especulación con lo que Venezuela retornará a la normalidad», finalizó Merino.