MUD anuncia protocolos de actuación para cualquier circunstancia política

0
143

El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, Jesús Torrealba, calificó de «destempladas» las declaraciones del alcalde Jorge Rodríguez, quien dijo que no permitirá ninguna manifestación en Libertador. «Permiten mostrar claros modelos de actuación y de conducta, debería asegurar que no permitirá violencia, ni atracos y secuestros en su jurisdicción», dijo.
El representante de la coalición opositora el descontento no está focalizado en un sector político, social o en un espacio geográfico. «Hay descontento en la clase media y en los sectores populares, en las personas que alguna vez votaron por el oficialismo y en las que lo hicieron contra el proyecto autoritario, en la urbanización y en el barrio, en todas partes», citó.
Indicó que frente a los problemas del país, lo correcto por parte de una dirección política responsable es brindar cauce democrático al descontento. «En cambio lo que hace un politiquero irresponsable, es conducirse de manera estridente, retadora y pendenciera, añadiendo problemas a los que ya existen; si tenemos un problema de escasez, ahora tenemos un problema adicional que es un gobierno generando intranquilidad en vez de generar paz y concordia», afirmó.
Aclaró que «a diferencia del gobierno, nuestra conducta no está regida por la improvisación, tenemos una estrategia y sobre la base de ella desarrollaremos los protocolos de actuación en cualquiera de las incidencias que se produzcan». Indicó que la oposición tiene previsto el sábado, al final de la avenida Casanova en Chacaíto, ofrecer un mensaje a la nación.
Torrealba dio a conocer un comunicado en el que la alianza llama a los venezolanos a recibir «un sonoro cornetazo y un cacerolazo de protesta» la alocución de Nicolás Maduro de hoy 20 en la Asamblea Nacional, como señal de repudio por las insultos y amenazas proferidas contra sus propios compañeros de partido, contra la oposición y contra trabajadores y empresarios venezolanos al regreso de su reciente y costosa gira internacional. La señal para todo el país será sencilla: ¡Apenas empiece la cadena, empezarán a sonar las cacerolas y las cornetas!