Parqueros controlan estacionamientos  en Ciudad Bolívar

0
1947

El oficio de parquero tiene muchas aristas y pese a que en Ciudad Bolívar no está bien desarrollado como en las grandes ciudades de Venezuela, se puede observar como algunos espacios ha sido tomados, sin que ninguna autoridad haga algo. Algunos de ellos, incurren en abusos y actúan de forma violenta

Ciudad Bolívar. _ En la capital bolivarense “Los parqueros” han tomado el control de los puestos para estacionarse en zonas donde cientos de usuarios transitan cada día.

En Ciudad Bolívar, no son tan populares como en algunas metrópolis del país; sin embargo, se ha podido constatar varios lugares donde estos “trabajadores” actúan.

En un recorrido realizado por El Diario de Guayana, se ha podido observar su permanencia en zonas del Paseo Orinoco y de la calle Venezuela, así como en la Plaza Farreras, y en las inmediaciones del hospital del Ivss Lino Maradey, entre otras.

Julio José Arzolay, es un parquero de 42 años que trabaja en el Paseo Orinoco, está pendiente de los carros que se estacionan en el sector Banco de Venezuela. Se le puede ver sentado en una silla acomodada en la isla que separa el paso peatonal de la calzada y, en ocasiones cuando arrecia el sol, a la entrada del pasaje Trivigno.

Expresó que realiza este trabajo porque no ha podido conseguir un empleo formal, debido a una discapacidad motora. Explicó que mantiene limpio el estacionamiento y no pone tarifa alguna para cuidar los carros, “recibo lo que me dan”.

Afirmó que tiene clientes fijos que le pagan una tarifa mensual, no especificó el monto. De igual forma, asegura no restringir el estacionamiento a nadie. Su función es cuidar los vehículos que se estacionan en su área de influencia. “Todos hacen eso”.

Sostuvo que un día bueno puede lograr en propinas más de doscientos bolívares que utiliza para comprar comida para su casa, advirtió que tiene hijos y esposa.

Reconoció que algunos parqueros abusan con los usuarios y quieren imponer tarifas y se molestan cuando no recibe el pago deseado y, hasta se ponen violentos cuando el dueño del automóvil se niega a pagar, ya sea porque no tiene efectivo o, sencillamente, no está obligado a hacerlo.

La tarea de “parquero” no solo es cuidar carros, también realizan operaciones de lavado y limpieza, como ocurre en la plaza Farreras, explicó un chofer de carros “por puestos”, cuya línea trabaja desde el Jardín Botánico.

“Los dueños de tiendas muchas veces pagan una tarifa fija para que le cuiden y hasta le laven el carro”, agregó.

Clemens Hernández, trabajadora social en el ISP, considera que este tipo de trabajo, surge por la situación económica del país y por la inseguridad. Comentó que su hija dejó su carro frente al IVSS y cuando regresó no tenía la batería.

“Entonces, si alguien te dice que va a cuidar tu carro por una pequeña cantidad, lo haces y de esta forma se va creando la obligación”, expuso.

Este oficio de “parquero” pueden encontrarse en zonas adyacentes a mercados libres, centros comerciales, supermercados, y cualquier lugar donde haya concentración de vehículos y, sin duda, es el resultado de las dificultades economías que atraviesa el país y de otros factores sociológicos.

No obstante, es bueno aclarar que, según la legislación nacional sobre Tránsito Terrestre, “cualquier ciudadano puede estacionar su carro en la calle, siempre y cuando no entorpezca la libre circulación y tampoco viole las señales de no estacionar, sin tener que pagar ningún tipo de tarifa”. Jesús González

Manténte bien informado y recibe nuestro resumen de noticias. Únete al grupo de WhatsApp o canal de Telegram  Síguenos en Instagram: @eldiariodeguayana