Rafael Morales: Llevar la secuencia del acontecer histórico de Ciudad Bolívar es un reto

0
1764

La Cámara Municipal de Angostura del Orinoco, el pasado 09 de mayo, como un prólogo a la celebración del 260° aniversario de la fundación de Ciudad Bolívar, designó a Rafael Morales Hermoso, como Cronista Oficial de la ciudad 

Ciudad Bolívar._ Tras conocer la designación de Rafael Morales Hermoso, como Cronista Oficial de Ciudad Bolívar, El Diario de Guayana recibió en su sala de redacción al historiador, para conocer sobre su trayectoria y planes como cronista.

Rafael Morales, es un guayanés de pura cepa y es poseedor de una dilatada experiencia en las artes, la literatura y la educación.

Comentó, que nació en Ciudad Bolívar el 21 de octubre de 1954. Además, cursó sus primeros estudios en el grupo escolar Estado Mérida, el bachillerato en la ETI Antonio Díaz y estudios de licenciatura en educación en la Universidad Central de Venezuela (UCV).

También estudió música en el conservatorio Juan José Landaeta y fue miembro fundador de la Orquesta Sinfónica Juvenil (1978), así como estudios superiores de trompeta en la escuela de música Carlos Afanador Real, además de estudios de flauta dulce en la Escuela Moderna de Música (1983).

Con una amplia carrera como educador iniciada en 1982 en la escuela Francisco Antonio Zea y jubilado en el 2015 como profesor universitario de Arte y Cultura en la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), sede Ciudad Bolívar.

Rafael Morales, además se ha destacado como ensayista e historiador y entre sus obras está “Crónicas pascuales de Ciudad Bolívar” (2008); Ciudad Bolívar, 3 siglos de carnaval” (2010); entre otros y, en la actualidad está en el horno su libro escrito en 2019 “La estatua del Libertador y su plaza en Ciudad Bolívar”. También fue columnista en el diario El Expreso con “Crónicas y Efemérides de la literatura y la Cultura”.

Como podemos apreciar, Rafael Morales, tiene una larga trayectoria en el trajinar literario y nos narra sus vivencias y primeros pasos en el andar de las crónicas de Guayana que, recoge “por lo menos dos siglos” de datos y hechos relevantes de la historia, especialmente de Ciudad Bolívar.

Morales asevera haber investigado períodos que van desde la liberación de Guayana (Angostura), pasando por la segunda mitad del siglo XIX y llegando al siglo XX, “insertándome en la segunda mitad del siglo pasado cuando tengo mis primeras nociones de lo que es Ciudad Bolívar, su gente, ríos, costumbres, poetas; todo eso lo he recogido y vertido en diferentes obras y durante el tiempo que estuve como cronista en el diario El Expreso”.

Considera que ese trabajo le ha permitido concursar y haber obtenido el visto bueno de quienes les tocó valorar a todos los concursantes que, a diferencia de otras oportunidades, fueron mujeres, lo cual indica la superación de las mujeres en la sociedad actual. Agradeció a todas las personas que le apoyaron.

Reflexiona en torno a su nombramiento y está convencido que es una alta responsabilidad por lo complejo que significa ser cronista de la ciudad. “Llevar la secuencia del acontecer es un reto. Insertar todo esto en concordancia a la nueva Ordenanza que es distinta a la anterior de 1990”.

“La actual ordenanza es más dinámica, tiene mayor flexibilidad y tengo la dicha de ser el cronista en esta nueva etapa, antecedida por hombres de gran valía intelectual como Adan Blanco Ledezma, el bachiller Sifontes, Rodrigo Maradey, Ángel Delvalle Morales, el poeta Sánchez Negrón y Américo Fernández”, manifestó.

Una de las tareas que se plantea Morales, es la reconstrucción del archivo municipal, “hasta donde sé, no existe como tal, están dispersos los documentos y eso hay que ordenarlo, y esa es una de las mayores tareas que me toca”.

Otra figura que está en la ordenanza es la del Cronista parroquial, lo cual es de mucha importancia porque tienes en las comunidades a alguien que está preparado y atento en recoger los hechos y acontecimientos que configuran la historia de los pueblos.

“Hay que recoger todas las manifestaciones que forman parte de la idiosincrasia del pueblo y documentarlas para mantener viva la memoria y que otras generaciones puedan acceder a ellas de forma fácil”, dijo.

Para este bolivarense curtido en la historia local, lo mejor del ser nacido en esta tierra es su espontaneidad.

“El bolivarense es muy espontaneo y cree que el uso de las nuevas tecnologías de la comunicación e información como las redes sociales ha universalizado la personalidad de los individuos (…) ahora todos están en la misma onda de lo mediático”, exteriorizó.

Sin embargo -acota- que el bolivarense todavía mantiene todos aquellos elementos que lo caracterizan al calor de su ambiente, el río, la pesca. Todos esos elementos siguen presente en la forma de ser de nuestro pueblo. Jesús González

Manténte bien informado y recibe nuestro resumen de noticias. Únete al grupo de WhatsApp o canal de Telegram  Síguenos en Instagram: @eldiariodeguayana