Sin rastros de conductor que arrolló a una mujer y una niña en el distribuidor Loyola

0
3298

El hecho ocurrió hace una semana. La fémina falleció y la menor sigue recluida en el hospital. Eran abuela y nieta.

Edelia Brito, de 57 años, y su nieta de 9, fueron arrolladas el pasado 17 de septiembre cerca del distribuidor Loyola, sentido San Félix – Puerto Ordaz, y el responsable se dió a la fuga.

Sus familiares mantienen una campaña por redes sociales para pedir justicia y evitar la impunidad.

Doraida Brito, hermana de Edelia, contó que la mujer de 58 años falleció debido al fuerte impacto, mientras que la niña permanece recluida en el hospital Uyapar, tras haber sido intervenida quirúrgicamente hace dos días.

Mencionó que la menor presentó una herida en la cabeza, fractura de ambas piernas y en uno de sus brazos.

Brito acotó que testigos describieron el vehículo involucrado. Según lo especificado se trataría de una camioneta 4Runner, color plata, con vidrios ahumados.

También señaló que sería una mujer la que conducía la camioneta. Quienes lograron detallar el caso dijeron que era una persona de tez blanca, y que además usaba su celular en el momento del siniestro.

Otro aspecto importante que ha permitido a la familia obtener más detalles del vehículo, es que en el lugar quedaron rastros de uno de los focos, lo que permitió saber que el modelo de la camioneta sería 2006-2008.

Asimismo, Brito señaló que hasta ahora las autoridades de tránsito terrestre no han realizado ninguna experticias y tampoco las averiguaciones respectivas para dar con el responsable.

Es por ello que hace un llamado a las autoridades para que se aboque al caso y evitar que quede impune.

De igual manera, extendió un llamado a la comunidad que si tiene alguna información del paradero de la camioneta puedan emitirlo. Precisó que el vehículo además del foco roto, tendría el tren delantero destrozado.

También detalló que por los rastros que dejó el vehículo presumen que tomó vía hacia San Félix.

Otro infractor

Edelia Brito, era la cuarta de siete hermanos. Ese día del siniestro, regresaba a su casa en Villa Colombia, dónde residía con su padre y dos hermanos.

Doraida Brito narró que era aproximadamente las 6:20 de la tarde cuando su hermana y la nieta fueron embestidas.

Detalló que ellas regresaban de San Félix, pues estaban visitando al padre de la menor.

De acuerdo a las declaraciones de Brito, mientras su hermana y la niña aguardaban en la isla para cruzar, fueron arrolladas por la conductora que en ese momento esquivó a un autobús que se encontraba «mal estacionado» cerca de una curva.

El relato señala que el autobús realizaba el transporte a varios ciudadanos que participan en un evento religioso que se realizaba en la iglesia de la zona.

Para Brito, hubo falta de ambos, por lo que también pide que se dé con el paradero del conductor de la unidad de transporte.

Además de eso, se le suma el exceso de velocidad del responsable que huyó del sitio.

Ambas fueron atendidas y trasladadas por personal del Ven-911 y el Servicio de Atención de Emergencias Médicas Bolivar.

Edelia Brito tenía dos hijos y el 22 de septiembre arribaría a sus 58 años. El Diario de Guayana