Sube a 43 cifra de muertos y 28 desaparecidos por tormenta tropical en Filipinas

0
276

MANILA.- El número de muertos por la tormenta tropical que azotó Filipinas el fin de semana se elevó a 43, incluidas 36 personas que quedaron sepultadas por desprendimientos de tierras en el centro de Filipinas, informaron las autoridades.


En un informe, la Oficina de Gestión de Reducción del Riesgo de Desastres de la ciudad de Baybay señaló que hasta ahora 36 cuerpos han sido desenterrados de entre el fango y la tierra que sepultó viviendas en 10 aldeas afectadas. El informe señaló que más de 100 aldeanos resultaron heridos en los desprendimientos de tierras e inundaciones provocadas por la tormenta Megi, que tocó tierra el domingo.

El Consejo Nacional de Reducción y Gestión de Riesgos de Desastres reportó seis decesos relacionados con la tormenta y al menos un desaparecido en el centro y sur de Filipinas. La agencia reportó 14 muertos por desprendimientos de tierras en la provincia de Leyte hasta ahora, pero añadió que está verificando el total de muertos por los aludes de fango masivos.

La Policía Nacional de Filipinas también reportó un deceso debido a la tormenta en la provincia de Samar.

El capitán Kaharudin Cadil, portavoz de la Brigada de Infantería del Ejército de Filipinas en la región, dijo que las operaciones de rescate continúan a pesar de las incesantes lluvias en las aldeas afectadas y que al menos 27 personas están desaparecidas.

La tormenta Megi provocó inundaciones y desencadenó desprendimientos de tierras que cubrieron viviendas de aldeanos de áreas montañosas en las provincias de Leyte, Leyte Sur y Biliran desde el domingo. Cadil dijo que los desprendimientos de tierras dañaron carreteras y un puente, impidiendo el paso de socorristas y de personas para llegar a las aldeas sepultadas.

Soldados, oficiales de policía y personal de guardacostas están ayudando en las actuales operaciones de rescate. Funcionarios locales dijeron que el nivel del agua de importantes ríos está disminuyendo lentamente y ya no está en niveles críticos.

Megi provocó lluvias torrenciales en regiones centrales de Filipinas, forzando a las autoridades a evacuar a miles de residentes hacia sitios seguros. La tormenta también dejó varados a cerca de 10.000 pasajeros que regresaban a sus hogares para pasar sus vacaciones, debido a la cancelación de viajes en barco y vuelos.

Megi es la primera tormenta tropical de este año que azota al país del Sudeste Asiático, que recibe unos 20 tifones y tormentas cada año. El archipiélago filipino se encuentra en la franja de tifones del Pacífico, convirtiéndolo en uno de los países más propensos a catástrofes en el mundo.Xinhua