Venezolana intentó camuflar droga en huesos de un pollo asado en Colombia

0
3937

Cada vez son detectadas nuevas formas con las que los delincuentes buscan camuflar grandes o pequeños cargamentos de droga para enviarlos a otros países o a las cárceles nacionales. Recientemente, la Policía Metropolitana de Bucaramanga encontró varias dosis de bazuco y marihuana al interior de los huesos de un pollo asado. Sucedió en la Estación de Policía del Norte de Bucaramanga, a la que llegó una mujer de 26 años con tres cajas de pollo asado que estaban destinadas a algunas de las personas recluidas en las instalaciones policiales.

Sin embargo, según informaron las autoridades, a los uniformados que estaban de turno en el lugar les pareció sospechosa la actitud con la que la mujer ingresaba a la estación, así que decidieron revisar los alimentos que atraían la atención de los caninos antinarcóticos, no precisamente por el pollo. Con cuchillo en mano, uno de los oficiales abrió uno de los empaques y detectó que el alimento que iba para los presos estaba manipulado.

El oficial partió uno de los huesos y encontró algo en su interior, así sucedió con el resto de los tres pollos, los cuales traían dentro de los huesos unos pequeños tubos de color azul que, a su vez, tenían droga en su interior.

En total, fueron encontrados 18 de estos tubos dentro de los huesos del pollo. El teniente coronel, Juan Gómez, comandante Operativo de la Mebuc, detalló que “eran 18 paquetes compactos pequeños ocultos en los huesos de un pollo asado, buscando con esto distraer el control de los custodios”.

Al revisar los paquetes, se encontraron con que, por sus características vegetal y polvorienta, la mujer intentaba ingresar un aproximado de 80 a 100 dosis de marihuana y bazuco a la estación de Policía. El oficial resaltó que con esta acción se evitó que “este tipo de sustancias se comercializaran al interior de las instalaciones policiales”.

Además, anunció que “este tipo de controles se continuarán efectuando de manera más rigurosa aleatoriamente en todas las estaciones de policía donde se tienen como custodia este tipo de personas”.

La mujer, de nacionalidad venezolana, inmediatamente fue capturada por las autoridades y ahora deberá responder ante estas por el intento de ingresar estupefacientes.

Aunque el hallazgo pueda resultar curioso para las personas, lo cierto es que para las autoridades de Bucaramanga esto no es una sorpresa, pues ya había sucedido antes, esta vez solo cambió la preparación del pollo.

En abril de este año, la Policía Metropolitana de Bucaramanga encontró dentro de un envío a domicilio de comida en un icopor un plato de cola sudada que atraía bastante a los perros entrenados para encontrar estupefacientes.

La Policía logró dar con el paradero de la droga que pasó por las manos de los uniformados. En las imágenes filtradas por la Policía y difundidas por NotiCentro1 CM& se evidencia cómo lentamente los expertos antinarcóticos extraen la droga perfectamente escondida en un hueso de cola.

De acuerdo con las autoridades, esta modalidad de microtráfico no es nueva, pues en la ‘ciudad bonita’ ya ha detectado droga camuflada en otros alimentos que pretenden ser ingresados para suministrarle a los detenidos las dosis de alucinógenos que demandan.

El teniente coronel Gómez comentó en ese momento que “en este caso una cola que tenía al interior sustancias alucinógenas que hace parte de la estrategia que buscan estas personas con el fin de ingresar estas sustancias alcaloides. Hemos encontrado en paquetes de papas, en Cheetos, en pan, en diferentes alimentos este tipo de sustancias”.

Según los expertos, los delincuentes usan diversos alimentos para camuflar todo tipo de drogas y alucinógenos. A su vez, explicaron que esta modalidad de microtráfico la está provocando el hacinamiento que se vive en las estaciones de Policía en Santander y el resto del país colombiano.AGENCIAS